Una apuesta de trabajo que se caracteriza por la mirada social

0

Entre los principales ejes de acción destacaron la oportunidad de participar de manera activa en la cotidianeidad de la comunidad local.

El presidente de la Cooperativa Agrícola Limitada de Cascallares, Alejandro Albertsen, informó acerca de las principales iniciativas sociales que desarrolla la entidad, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que habitan las comunidades donde llevan adelante su actividad.

“La mirada social es una característica del movimiento cooperativo y nuestra institución lo tiene como un mandato primordial”, comentó Albertsen a El Portal de las Cooperativas. Aseguró que, desde la entidad asumen que deben cumplir ese rol; persiguiendo esta línea de trabajo y en el marco de su aniversario número 90, que celebran el 22 de marzo, decidieron “hacer un esfuerzo mayor para beneficiar a las instituciones de bien público”.

El presidente de la Cooperativa remarcó que la planificación de aportes a distintas instituciones y a la comunidad de Cascallares, es un “hecho corriente” en la vida de la entidad, pero que lo que ha cambiado a partir del año 2017, es que decidieron concentrar la ayuda en una donación anual y distribuirla entre 15 instituciones de bien público. “Entendimos que con esta modalidad la colaboración es más beneficiosa porque cada institución recibe una suma importante que puede invertir en alguna obra o en un proyecto relevante”, destacó y aportó que en la localidad de Cascallares, además de la iniciativa de donación, durante todo el año se encuentran colaborando y aportando para el bien común.

Sobre las instituciones beneficiarias

Se trata de un aporte económico que alcanza los $ 12.900.000 y que repartirán entre 15 entidades que se ubican en áreas de influencia de la Cooperativa. El presidente de la entidad, explicó que la Cooperativa tiene una planta de acopio, una planta semillera y oficinas centrales en la localidad de Cascallares, se ubican a 20 kilómetros de la ciudad de Tres Arroyos. Además, cuentan con planta de acopio en la localidad de Barrow y dos plantas de acopio, celda para fertilizantes y galpón para agroquímicos, que se encuentran en paraje El Carretero, partido de San Cayetano.

Las entidades que recibirán dinero por parte de la Cooperativa por quinto año consecutivo son: Comisión Amigos del Hospital Pirovano de Tres Arroyos ($ 1.500.000); Bomberos Voluntarios de Tres Arroyos ($ 1.500.000); ALPI Tres Arroyos ($ 1.500.000); Comisión de Ayuda al Discapacitado -Coadis- ($ 1.500.000); Asociación Amigos del Menor y la Familia de Tres Arroyos ($ 1.500.000); Hogar para Ancianos ($ 1.500.000); Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado “Caminemos juntos” ($ 1.500.000); Cooperadora EESA N°2 de Cascallares ($ 400.000); Cooperadora Escuela N°6 de Cascallares ($ 400.000); Cooperadora del Jardín de Infantes N°907 de Cascallares ($ 400.000); Cordic ($ 400.000); Biblioteca Luz y Cultura de Cascallares ($ 200.000); Capilla San Isidro Labrador de Cascallares ($ 200.000); Centro de Jubilados de Cascallares ($ 200.000) y Escuela N°12 de Paraje El Carretero ($ 200.000).

Opinó que el contexto ocasionado por la pandemia del Covid-19, potenció y multiplicó las necesidades de muchas instituciones que trabajan por el bien de las comunidades. Y, en este escenario, actores de la sociedad debieron redoblar las acciones solidarias que emprendían. Aportó: “En el caso particular de nuestra Cooperativa, nos hizo acercarnos aún más a la Comisión Amigos del Hospital Pirovano, a la que le hicimos un aporte surgido de una colecta realizada entre asociados y personal para la compra de un respirador”.

Una historia de trabajo que apuesta al servicio de la comunidad

Albertsen indicó que la Cooperativa es una empresa que está al servicio de las personas asociadas, “pero también, y así lo marca su historia, está al servicio de las comunidades en las que se desenvuelve”. “Nuestra entidad no sólo tiene las puertas abiertas para escuchar las necesidades que surjan, sino que acostumbra realizar obras, proyectos y aportes por iniciativa propia al entender que son causas valederas”, aseguró el cooperativista.

Aportó que, más allá de las donaciones referidas, desde hace décadas son una pieza fundamental para que la localidad “y sus poco más de 600 habitantes” puedan mejorar su calidad de vida. Informó que la entidad, en oportunidades abarcando la totalidad de los costos y en otras colaborando con un importante porcentaje, fue clave en la concreción de distintos proyectos. Entre ellos, destacó la forestación y pavimentación de algunas calles de la localidad; la instalación de una sala médica y contratación de profesionales y especialistas; un complejo recreativo provisto de pileta, espacios cubiertos para reuniones y entretenimiento; viviendas para trabajadores y trabajadoras; remodelación de la biblioteca, el club, la escuela primaria y la secundaria, el centro de jubilados y la capilla; y la construcción del centro cívico.

A esto agregó que la Cooperativa participó activamente y colaboró en la instalación de la red de gas y agua corriente; instaló 20 cámaras de seguridad y también llevó adelante el recambio de gran parte de las luminarias de la localidad, instalando lámparas LED.

Buenos escenarios para la planificación

Al consultarle sobre el momento que atraviesan, en el marco de un nuevo aniversario de la Cooperativa, su presidente mencionó que llegan a los 90 años con un “buen presente”, “el último balance ha tenido resultado positivo, tal como viene ocurriendo los últimos años y lo que ha hecho que la Cooperativa haya podido seguir afianzándose económica y financieramente”.

Refirió que, en este contexto fue que decidieron aumentar de manera significativa los montos de las donaciones que realizaban a las distintas instituciones y lograron alcanzar una suma que se aproxima a los 13 millones de pesos, “una suma sin precedentes”. Resaltó además la oportunidad de continuar garantizando fuentes de trabajo en forma directa o indirecta, teniendo en cuenta que un alto porcentaje de personas que habitan en la comunidad de Cascallares, están vinculadas a la entidad.

“Seguiremos apuntando a crecer de la mano de la evolución de nuestros asociados”, aseguró Albertsen y describió que actualmente no planifican una expansión hacia otras zonas, pero sí generar nuevos negocios y las condiciones óptimas para las personas asociadas puedan aumentar el volumen de operaciones.

Compartió su opinión acerca de una característica distintiva de la entidad: “Nosotros vamos a contramano de la mayoría, no queremos crecer, no nos interesa tener sucursales por todos lados, porque eso hace que se pierda la identidad. Somos pocos asociados, la mayoría amigos, y además casi todos tenemos una historia en común con la Cooperativa, porque fue fundada por los abuelos, porque los padres fueron socios… Y cuando uno se expande esa historia se pierde”.

Desafíos y oportunidades de la entidad

El cooperativista explicó que el principal desafío al que se enfrentan, es mantener la mayor fortaleza que distingue a la entidad: “nuestra solidez económica”. Describió que eso les permite trasladar servicios a bajo costo a quienes se asociaron a la Cooperativa; aportó que, en los últimos ejercicios financiaron insumos con canje a cosecha, con bajo costo financiero. A esto se suman las bonificaciones que siempre ofrecieron; para citar algunos ejemplos respecto a este eje de trabajo, mencionó el flete corto, el almacenaje, y en muchas oportunidades el costo de secado.

“La idea es darle cada vez más importancia a la integración con el asociado que al crecimiento. Porque de esta manera el crecimiento de la Cooperativa está asegurado”, finalizó Alejandro Albertsen.

Share.

About Author

Leave A Reply