Se organizaron para no perder sus trabajos

0

Aprovechando sus conocimientos un grupo de trabajadores y trabajadoras de Mendoza decidió organizarse para crecer en el mercado de la fabricación, reparación y mantenimiento de transformadores eléctricos.

La energía eléctrica en la actualidad es uno de los servicios esenciales para poder desarrollar la mayoría de las actividades de la vida social. Desde una casa hasta una industria necesitan de este elemento y cuando surge la pregunta de cómo es la distribución aparece todo un entramado de generación y distribución. Para eso, es necesario un aparato que es clave: el transformador. Un elemento eléctrico que permite aumentar o disminuir la tensión en un circuito eléctrico de corriente alterna, manteniendo la potencia.

En Godoy Cruz, provincia de Mendoza, elabora y repara transformadores la Cooperativa de Trabajo Trans-Metal Limitada. Una organización que desde 1993 se dedica a este rubro y que nació por la necesidad de un sector del personalde una empresa que fabricaba estos elementos y que quebró.

Walter Carió, presidente de la Cooperativa, en contacto con El Portal de las Cooperativas, comentó cómo se organizaron: “Nosotros, antes que la empresa cerrara, ofrecimos a la dirección hacer una Cooperativa dentro de la empresa, para evitar lo que lamentablemente pasó. No fue aceptado eso y terminó como todas las empresas que están mal y todo el mundo quedó afuera. Antes de que eso pasara, porque ya veíamos el futuro, nosotros empezamos a organizarnos como trabajadores en Cooperativa y cuando ya estábamos constituidos la empresa termina por cerrar”.

La idea fue que, antes de que cada uno de los trabajadores y trabajadores se dispersaran por necesidad y busquen otra actividad, se embarcara, como dice Walter, en la “aventura” de generar una Cooperativa, es decir, continuar con el trabajo estable y así aprovechar el conocimiento de la mano de obra. Al comienzo, fueron 11 las personas que se agruparon y en la actualidad está compuesta por 18 cooperativistas que se despliegan en diferentes roles.

Carió contó lo difícil que fue el inicio de este proyecto: “Nosotros arrancamos inicialmente con la reparación de estos equipos porque arrancamos sin capital, solamente con necesidad de trabajo. Éramos dueños de nada y las empresas privadas entendían que una Cooperativa de trabajo no estaba debidamente respaldada y era difícil encontrar el trabajo. El desafío fue mostrar que si éramos responsables y que podían confiar. Entonces, después de que empezamos de alguna manera a asentarnos en el mercado, pudimos ya si por nuestros propios medios diseñar y fabricar y a apuntar a reparaciones importantes”.

En estos tiempos, la Cooperativa cuenta con clientes importantes como YPF y empresas de energía eléctrica. Proveen de la fabricación, reparación y mantenimiento de transformadores a empresas encargadas de construir viviendas y hospitales. Su mercado se focaliza no sólo en Mendoza sino en provincias del sur del país y a todo esto se le suman proyectos mineros y petroleros.

Share.

About Author

Leave A Reply