Se organiza la primera cooperativa de ajeros en Mendoza

1

Una docena de agricultores sanrafaelinos cambió la mirada de los cultivos tradicionales de la zona -vid y frutales- para incursionar con el ajo, y ahora están en proceso de conformar la que será la primera cooperativa de ajeros de Mendoza.

El ajo se ha consolidado como una de las principales hortalizas exportables de Argentina y permitió ubicar al país como el segundo exportador a nivel mundial y uno de los principales productores.

“En nuestro departamento somos 12 los productores que decidimos asociarnos”, dijo Martín Rubio, productor y uno de los impulsores del proyecto.

La mayoría de los integrantes del grupo asociativo están ubicados en el distrito de Las Malvinas y en la actualidad ofrecen puestos de trabajo, en promedio a 40 personas al año, teniendo en cuenta obreros temporarios y efectivos.

Dificultades en la exportación de ajos a Brasil
“Los que buscamos es aunar esfuerzos para tener todos los eslabones de la cadena y así agregarle valor a lo que hacemos. Uno tiene maquinaria, otro un galpón de empaque que antes lo tenía cerrado, y así con los distintos integrantes”, comentó Rubio.

La idea de agruparse comenzó a tomar color en una reunión con el ministro de Economía mendocino Martín Kerchner, a partir de ese momento comenzaron a generarse acciones entre ellas capacitación y ahora están en la etapa de presentar el estatuto de la cooperativa, completar los trámites administrativos y esperar a que en 60 días la Dirección de Cooperativas de Mendoza la habilite.

El objetivo primario de la cooperativa es poder apuntalar a los productores para que se afiancen en el ramo de las exportaciones “antes todo se hacía con intermediarios de Mendoza”, añadió Rubio, pero alcanzar esa meta no fue sencillo, demandó un trabajo previo de dos años de continuos viajes al exterior para abrir mercados.

Ajeros mendocinos pedirán extender el arancel antidumping
“Una de las cosas que hicimos desde el inicio fue ir al revés de lo que se acostumbra, empezamos primero por la comercialización. En mi caso llevó dos años viajando a Brasil haciendo contactos y a fin de año tenemos prevista la venta en el mercado brasileño de 240 toneladas de ajo. Son entre 10 y 15 contenedores”, detalló el productor.

Así como es la primera vez que incursiona en el cooperativismo, el nuevo horizonte productivo lo ubica a Rubio como un novato porque hasta ahora no había enfocado su producción al mercado externo.

Hectáreas cultivadas
En la actualidad Mendoza cultiva 12.484 hectáreas de ajo y una gran parte va destinada al mercado externo.

En el sur mendocino, según los datos que arroja el RUT (Registro Único de la Tierra), San Rafael cuenta con 538 hectáreas cultivadas con ajo chino, blanco y colorado y entre las tres variedades suman 278 hectáreas con ajo calidad de exportación. En tanto en Malargüe hay 246 hectáreas de las que 204 son para exportación.

Fuente: Los Andes.

Share.

About Author

1 comentario

  1. ¡Buenas tardes!

    Somos una empresa brasileña que actúa en el Comercio Exterior, desde 2009, por cuenta de nuestra extensa relación, recibimos solicitudes de diversas empresas para la compra o venta de productos.
    Así, esta vez son comediantes brasileños de alimentos, que nos piden por los siguientes productos:

    – ajo blanco o morado (5/6)
    – Ciruela fresca
    – Tipo de pera portugués
    – Pera tipo Denajur
    – Manzana Red
    – KIWI
    – Melocotón

    Resaltamos que las cantidades deberán ser optimizadas para completar un camión de 27 ton, asegurando un precio final competitivo a los productos.
    Aguardamos por sus breves respuestas.
    Muchas gracias

    Laercio Donizetti Olivaes Munhoz
    Logística e Comércio Exterior
    UNICACOMEX – Importação, Exportação, Comércio e Distribuição Ltda – Parceira da ECOWAS BRASIL./ ÁFRICA
    Rua Curupá nº 166 – 1º Andar – Sala 11 – Vila Antonina – Tatuapé
    03355-010 São Paulo – SP
    Phone: +55 11 3213-9975
    Mobile: + 55 11 97675-9044
    Mailto: lmunhoz@unicacomex.com.br
    Site: http://www.unicacomex.com.br

Leave A Reply