Recuperan más de 9 mil toneladas de plásticos de uso agropecuario

0

Crece de manera notoria el reciclado y reutilización de la propia producción de silobolsas y bidones de fitosanitarios que se envían cada año al mercado.

Se trata de una solución única de su tipo que fue impulsada por la Asociación de Cooperativas Argentinas Cooperativa Limitada (ACA) junto a sus Cooperativas asociadas, a partir de la instalación de su planta de recupero en la localidad santafecina de Cañada de Gómez. La motivación principal fue la búsqueda de una solución concreta a la problemática ambiental.

“Desde el inicio de la producción en la planta en julio de 2017, ya superamos los 9 millones de kilos recuperados. Eso te da una pauta de que tuvimos un promedio de 3 millones de kilos por año. Hay que considerar que el primer año estábamos en la puesta en marcha por eso fuimos creciendo año a año. Pensamos cerrar con unos 4 millones de kilos”, indicó el director de Insumos Agropecuarios e Industrias de ACA, Víctor Accastello, respecto a lo revelado por el ejercicio de ACA de noviembre.

Fomentando la economía circular, el objetivo de la iniciativa busca aprovechar los residuos plásticos del campo, prolongando así el ciclo de vida mediante su transformación en materia prima que luego resulta de uso para industrias del país. Entre otros beneficios, permite la reducción de la huella de carbono; captura de agua de lluvia para el proceso de recupero; ahorro en el consumo de energía; preservación del medioambiente, suelos y cursos de agua; y la creación de puestos de trabajo.

“El plástico usado ACA lo transforma a través de un proceso de trituración, lavado y secado”, explicó Accastello en declaraciones a El Portal de las Cooperativas. “Tenemos cuarenta industriales que nos compran los pellets recuperados para diversos usos, ellos lo transforman en bolsas de consorcio o en mangueras flexibles o en caños para fibra óptima o en autopartes para automotores, para pisos Deck, etc. Hay múltiples usos para el plástico recuperado”.

En cuanto a la sustentabilidad económica, el cooperativista expuso: “Vale el 90% de lo que vale el polietileno virgen, aun en Argentina el precio es mucho más bajo más si se hace como corresponde dentro de la formalidad. Hoy no es negocio todavía, ACA tiene una pérdida económica pero creemos que el impacto social y ambiental es muy favorable”.

Accastello reseñó que “la planta está funcionando muy bien, estamos trabajando con dos turnos de 12 horas de lunes a viernes. Respecto a los desafíos, lo que cuesta es lograr la logística inversa: que el plástico del campo regrese a través de las Cooperativas, de los propios centros de ACA a nuestra planta de Cañada de Gómez. Luego de que el fitosanitario se usó queremos que el bidón llegue triple lavado, y el silobolsa también: que llegue barrido, doblado y enfardado, cosa que cuesta porque hay que crear conciencia. Para este año pensamos en procesar y terminar como producto final unas 4 mil toneladas año con lo que estaríamos recuperando un 60% de lo que ACA envía al mercado”.

Por último, cabe destacar que la participación particular de ACA en la cadena de valor agroindustrial, corresponde a una gestión empresarial enmarcada por la Política Cooperativa de Gestión Sustentable sustentada en una visión y misión de la organización en materia de seguridad, medio ambiente, salud ocupacional, calidad y responsabilidad social.

Share.

About Author

Leave A Reply