Publican Semáforo de Economías Regionales de enero

0

Con 7 producciones en rojo, 2 en amarillo y 10 en verde, se difundió el informe gráfico que realiza mensualmente la Confederación Coninagro.

El primer mes del año mostró algunos repuntes y confirma varios rojos en las economías regionales.

El cambio en los precios relativos de varios productos incidió profundamente en el nivel de consumo de las producciones, especialmente de aquellas que son complementarias a los productos mayormente exportables.

Por el lado del componente que analiza el negocio a nivel predio, de las 19 economías relevadas por Coninagro, la suba de los costos acumulada de los últimos doce meses fue superior al aumento de los precios en 12 de ellas, esto produjo que continúen el deterioro de los resultados, incluso en las producciones que este último mes (enero) han mejorado en alguno de sus precios de venta.

Respecto del componente de mercado, en el comercio exterior se observó una reducción de las importaciones para casi todas las producciones, y un crecimiento en el consumo interno de carnes alternativas a la vacuna, repercutiendo positivamente en dichas actividades.  Además, por el lado de las ventas al exterior, solo nueve actividades mejoraron su desempeño exportador, dando cuenta que el tipo de cambio no es la única variable que interviene en la competitividad.

Del componente productivo, en comparación con el año pasado de sequía y emergencias generalizadas, se observan y se proyectan mejoras en la presente campaña tanto en volumen como en superficie, donde sólo 4 producciones muestran dificultades mayores, siendo las 15 restantes con niveles similares o mayores.

Finalmente es importante destacar que las producciones regionales se distribuyen en todo el país. Y las modificaciones en su desempeño no se encuentra aislado de la realidad macroeconómica actual.

Crece la cantidad de actividades en gamas de verde respecto del mes pasado. Se mantienen en rojo profundo las mismas actividades desde hace varios meses. La mitad de nuestras actividades en rojo y en amarillo. Todas las actividades sufren la falta de financiamiento, las altas tasas de interés y elevada presión fiscal.

Rojo, amarillo y verde
Los 7 rojos: Vino, Cítricos Dulces, Papa, Hortalizas, Peras y Manzanas, Ovinos y Forestación. Su estado actual se explica mayormente por ser destinar gran parte de su producción al mercado interno, teniendo su consumo estancado, costos creciendo más rápido que los precios de venta y exportaciones que no arrancan o repuntan.

El caso del vino combina las peores circunstancias: mercado sobreofertado, bajos precios de exportación, costos exponenciales, problemas climáticos, de financiamiento, siendo que no es una actividad anual, sino de largo plazo. Las estimaciones de precios a enero mostraron una caída nominal interanual del 15% mientras que la misma variable en costos creció 40%. Hoy la vitivinicultura mantiene su 12° mes consecutivo en crisis, desde el inicio de este relevamiento.

Los 3 amarillos: Arroz, Tabaco y Yerba Mate. Este último, en etapa de negociación de precios, esperando poder ajustar sus grandes rubros.

Los 10 verdes: Algodón, Aves, Carne Bovina, Granos, Leche, Mandioca, Maní, Miel y Porcinos. Se destacan algunos repuntes en los precios, la expansión de exportaciones y las mejores perspectivas productivas respecto a campañas pasadas. Aves, Leche y Porcinos tienen su segundo mes en verde, luego de un gran período en rojo.

Nota metodológica del Semáforo de Economías Regionales
Desde el Área de Economía de Coninagro publican mensualmente este indicador, que busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo a una herramienta visual de análisis.

Se trata de una herramienta que “no debe esquivar la realidad compleja que la mayoría de las Economías Regionales expresan. El desafío se presenta en combinar lo simple de un semáforo, con lo complejo de la realidad”, expresan en la página web de la Confederación.

¿Qué hay detrás de cada color del semáforo?

Para categorizar la actividad desde el Área Económica de la entidad analizan tres aspectos:

La microeconomía: se analizan los costos de producción y el precio pagado al productor, su evolución respecto del mes anterior y si los márgenes brutos permiten el crecimiento de la actividad o no.

La producción: se estudia si la superficie a sembrar o aquella implantada (perennes), o el rodeo a través de su stock crece o no respecto de la campaña anterior, así como los volúmenes de producción en toneladas.

El mercado: se evalúa el crecimiento o reducción de las exportaciones y las importaciones, así como del consumo interno.

La combinación de estas variables apunta a identificar la fase que caracteriza mejor a las producciones, acompañando la estadística con las perspectivas de nuestras federaciones y cooperativas en todo el país.

Fuente: Prensa Coninagro.

Share.

About Author

Leave A Reply