Las familias campesinas del Atuel se organizan

0
50 familias campesinas productoras de chivos conformaron la rama Rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), en el oeste pampeano.

Con la animación de la Cooperativa “La Comunitaria de Rivadavia” de Provisión de Servicios Culturales y Sociales Ltda., familias que en su mayoría viven en los campos que abarcan diferentes pueblos y departamentos como Chalileo, Limay Mahuida, Chicalco y Puelen de la Provincia de La Pampa se nuclearon en esa organización social que tiene presencia en 19 provincias.

Desde esos puntos confluyen los productores en la localidad de Santa Isabel, y por lo general se reúnen en la chacra de uno de los trabajadores que presta el espacio para facilitar comodidad para todos.

Allí tratan de hacer visibles sus inquietudes, necesidades, y se organizan para defender sus derechos. Los problemas más grandes son las sequías, la falta de agua buena para los animales y el consumo humano, la necesidad de conseguir cereal para el invierno o fardos de pasto para paliar la escasez que año a año amenaza y llega para quedarse por años en épocas malas.

Desde hace un mes está declarada la emergencia por sequía en la provincia de La Pampa, la incertidumbre en los puesteros es grande y necesitan apoyo del gobierno.

Los campesinos y campesinas del Atuel -los chiveros como se dice en el oeste pampeano- producen en condiciones muy duras, criando cabritos para consumo y venta, como también conservas, quesos y artesanías.

Los objetivos del grupo recientemente conformado son ser reconocidos de mejor forma, poder faenar sus chivos en el frigorífico y lograr un precio digno, tener de manera cooperativa un silo para acopiar cereal más barato, y trabajar juntos y unidos para que nadie los pueda dividir.

La necesidad primordial es conseguir de manera urgente maíz para afrontar la emergencia hídrica y mantener en pie sus chivas, que es el sustento de todas las familias rurales de esa zona.

La obra de teatro “Atuel, sed de crece”
Paulino Fuentes, un campesino de La Puntilla, oeste pampeano, recientemente fallecido, contó años atrás a integrantes de La Cooperativa La Comunitaria sus historias, como de otras familias chiveras y puesteros.

“En 2015 fuimos reconstruyendo en talleres las diversas memorias en torno al Río Atuel que tenemos los pampeanos. Así transitamos diferentes etapas de una obra de construcción colectiva que comenzó en Santa Isabel, Santa Rosa-Toay y en General Pico”, refieren desde el colectivo de La Comunitaria.

La obra teatral tiene más de 40 vecinos actores en escena de diferentes edades, en la actualidad la mayoría de General Pico. “El objetivo de este año es multiplicar los vecinos actores por toda La Pampa”, destacan.

Esta obra se ha presentado en diferentes escenarios y pueblos pampeanos. Por caso, a fines de marzo fue actuada en la Semana del Agua en Medasur, Santa Rosa, invitados por la Secretaría de Recursos Hídricos del gobierno de La Pampa.

“La memoria y defensa del Atuel es cotidiana, en los vecinos que toman la palabra y ponen el cuerpo y en los pequeños productores rurales y chiveros que día a día viven la herencia del despojo de un recurso vital para todos como es el Agua. Por eso el arte que es para transformar nuestras vidas se hace eco del reclamo de los productores para conseguir maíz, y mejores condiciones para su producción en esta emergencia”, refirieron desde la organización cooperativa.

“Al pueblo unido nadie le roba el río”, plantean, “es el deseo de toda La Comunitaria continuar este proyecto, conseguir más apoyos para poder mostrar la obra por todos los pueblos pampeanos y sumar más voces”.

Y reiteran: “Defender el Atuel es proteger a las familias campesinas para que no desaparezcan”.

Fuente: Ecos de la Tierra, editado por la Cooperativa de Trabajo EcoMedios Ltda., asociada a la Federación Fadiccra.

Share.

About Author

Leave A Reply