“La Villa Educativa abrió una gran puerta a la educación”

0

Estudiantes que cuentan con el apoyo de la entidad cordobesa radicada en Villa de Soto comentaron su experiencia y destacaron las posibilidades y desafíos del estudio universitario a distancia.

En el noroeste cordobés funciona la Villa Educativa, un espacio de la Cooperativa de Luz y Fuerza de Villa de Soto Limitada destinado al acompañamiento de estudiantes en la realización de carreras de grado a distancia.

Como ya lo definió su coordinadora Lisa Hetzer en diálogo con El Portal de las Cooperativas, la función es ser un nexo en el territorio y eso se ve reflejado en los testimonios de quienes transitan su trayecto universitario con la compañía de la institución.

Para Yamila Pereyra, estudiante de Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de Río Cuarto, la Villa Educativa “abrió una gran puerta a la educación, a una carrera de grado y a especializaciones”.

Asimismo indicó que, como la modalidad es a distancia, conlleva muchos desafíos “y siempre estuvieron ahí acompañándonos en todo sentido, desde como inscribirte en las aulas virtuales hasta lo pedagógico y lo académico, si teníamos alguna dificultad con algunas materias”, mencionó.

Amalia Quiroga, también estudiante de Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de Río Cuarto, agradeció los esfuerzos realizados desde la entidad, que son de manera constante y desde el primer contacto.

Al igual que Pereyra, destacó el acompañamiento en lo administrativo y en los primeros pasos de la carrera y agregó: “También me sentí acompañada en el estudio porque la Villa Educativa nos trae las opiniones y vivencias de alumnos de años anteriores y también nos ofrece la posibilidad de estudiar juntos”. Esto le permitió evacuar muchas dudas y la tranquilidad de conocer la experiencia de otras personas que lograron “sortear todos los obstáculos que llevaba ese inicio del camino”.

En la misma línea, la estudiante de la Licenciatura en Desarrollo Local y Regional de la Universidad Nacional de Villa María, Rosana Luna, señaló que la Villa Educativa actúa como moderadora entre las universidades que hacen las ofertas académicas y entre estudiantes de la zona. Tabién advirtió sobre la gran cantidad de carreras de grado que ofrece la entidad. “Eso ha sido muy bueno para toda la comunidad, el grupo de estudiantes y egresados del nivel secundario como así también para las personas que tenemos una profesión y queremos seguir capacitándonos”.

Estudiar en casa

El estudio a distancia ha cobrado una gran relevancia en el último tiempo. Cada vez son más las universidades que amplían y expanden sus propuestas bajo esta modalidad permitiendo, de esa manera, que personas que residen en localidades pequeñas o alejadas de las universidades públicas puedan acceder a una educación universitaria.

No obstante, el rol de organizaciones como la Villa Educativa que ofician de nexo y apoyo para los y las estudiantes es un factor clave para llevar adelante tales propuestas.

En ese sentido, las tres estudiantes enfatizaron en los beneficios de la Villa Educativa. “Desde un principio fue una gran oportunidad que hayan podido traer estas carreras de grado a Villa de Soto”, indico Pereyra quien, junto con Quiroga, coincide en que la oferta que ya existía en la localidad no era tan amplia: “Terminas estudiando algo porque no podes irte a otro lado a estudiar otra cosa”, indicó la primera.

“La Villa Educativa nos brinda la posibilidad de tener un título universitario sin tener que hacer grandes distancias y de forma completamente gratuita. Es una gran oportunidad”, puntualizó Quiroga.

La estudiante, además, comentó que se siente muy a gusto especializándose a distancia: “Tengo trabajo y familia y a través de esta modalidad puedo dedicarme todo lo que necesito al estudio en mis tiempos libres”.

Entre los principales desafíos que resaltó Quiroga está “lograr la autonomía y rendir bien los exámenes”. Sin embargo, admitió que más que desafíos son una satisfacción ya que gracias a la propuesta puede hacer lo que le gusta. Tal es el caso de Pereyra, que mencionó que tiene un hijo y que sin la existencia de la Villa Educativa no habría podido realizar su carrera.

Al respecto, Luna afirmó que existen bastantes retos y que hacerles frente es “muy necesario debido al contexto de pandemia”. Puntualmente se refirió a la organización de los tiempos y la combinación de múltiples aspectos: “Uno debe organizarse con las actividades cotidianas que tiene, poder entablar un vínculo férreo con la gente de la Villa Educativa y a su vez con los coordinadores de la carrera y el resto de los compañeros y docentes de las distintas cátedras.”

Asimismo, destacó que es necesario tener un buen manejo de las herramientas informáticas ya que es una carrera que se cursa 100% virtual y sobre todo tener en cuenta el cronograma del cursado para poder entregar a tiempo las tareas.

“Es todo un desafío cuando uno trabaja o tiene otros compromisos en la comunidad, como así también si es madre o padre o estudiante y a su vez trabaja, pero no es imposible de lograr”, aseveró.

Nexo en el territorio

Dentro de las actividades más fructíferas que resaltan las estudiantes entrevistadas, se encuentran las tutorías y el estudio en grupos. “La Villa Educativa nos terminó uniendo a todos. Yo empecé sola y me encontré con dos chicas más de acá que también estudiaban. Es una dinámica linda”, afirmó Pereyra.

Luna por su parte, manifestó que “las dinámicas, han sido bastante favorables. La coordinadora siempre ha estado en contacto con las personas que nos hemos inscripto en las distintas ofertas”. En ese sentido, Pereyra explicó que para la entidad no son “sólo un número” sino que quienes están a cargo conocen los nombres de cada estudiante.

Quiroga, además, sostuvo que pueden evacuar sus dudas muy rápidamente gracias al acompañamiento de la institución.

Como ya se mencionó, el ingreso a una carrera universitaria conlleva una serie de pasos que presentan ciertas dificultades. Es por ello que las estudiantes valoraron el acompañamiento brindado a través de tutoriales para usar las respectivas plataformas de cada universidad.

Finalmente, advirtieron que, si bien no puedo aplicarse por la pandemia, la Villa Educativa puso a disposición sus instalaciones para quienes no contaran con internet o recursos informáticos en sus hogares.

Becas para estudiantes

Cabe destacar que la Villa Educativa tiene convenios de colaboración con la Universidad Nacional de Río Cuarto, la Universidad Nacional de Villa María, la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) y la Universidad Nacional de Quilmes.

Luna, una de las estudiantes entrevistadas fue becada por la institución para la realización de su carrera en la Universidad de Villa María. Con el mismo espíritu, desde la Villa Educativa informaron que ya asignaron las nuevas becas para la Universidad Nacional de Quilmes que empiezan a cursar en junio.

La coordinadora del espacio, comentó que cuentan con ”cinco becas que cubren el 100% por cada carrera”. Además, agregó: “Hemos inscriptos alumnos en la Licenciatura en Educación y en la Tecnicatura de Higiene y seguridad, de las cuales ya seleccionamos a nuestros becados”.

Finalmente, recalcó: “Estamos muy contentos de poder acompañarlos, no solo con nuestras tutorías o talleres y seminarios virtuales, sino también en el apoyo económico para poder mantener y sostener el estudio en la virtualidad”.

Share.

About Author

Leave A Reply