Garantizar “la gestión de los servicios de cuidado como derecho”

0

Una charla organizada desde un espacio de formación chaqueño para personas que trabajan en el cuidado domiciliario dejó varios conceptos y herramientas que entrelazan la economía del cuidado y el tercer sector. 

En la primera semana de junio, se realizó una disertación con varias referentes sobre la economía del cuidado. Fue en el marco del programa de capacitación gerontológica y política del cuidado, destinada a personas que se forman como cuidadores o cuidadoras a domicilio o polivalente en Chaco.

La actividad estuvo moderada por la subsecretaria de Personas Adultas Mayores, Cristina Aboitiz, y contó con las disertaciones de la vocal del Instituto Nacional de Economía y Asociativismo Social (Inaes), Zaida Chmaruk; la subsecretaría de Géneros, Diversidad y Disidencias, Delia Pérez, la ministra de Desarrollo Social provincial María Pía Chiaccio Cavana, y la vicepresidenta del Instituto de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, Johana Duarte.

El tópico de la charla que se transmitió de forma pública por el canal de Youtube de la plataforma educativa chaqueña ELE fue analizar la conformación de cooperativas de cuidados domiciliarios, como forma asociativa de empleabilidad, así como los fundamentos y herramientas para el generar el empleo genuino a través de cooperativas de trabajo que brindan asistencia domiciliaria y/o institucional a personas adultas mayores o con discapacidad.

Chmaruk, al inicio de su ponencia dejó en claro que son las cooperativas y las mutuales las que prestan servicio en los pueblos pequeños donde no hay posibilidad de lucro para las grandes empresas.

Por ello, destacó que, en lo que respecta al cuidado, “el movimiento cooperativo además de tener mucha trayectoria, tiene presencia territorial y espíritu de solidaridad”. “Hay una falsa idea de que las cooperativas son solo el espacio para pasar el mal momento, de contención social, y así logran quitarle el potencial real del cooperativismo como trabajo genuino y autogestivo”, añadió.

La vocal del Inaes afirmó que “la feminización de los cuidados es la base en la que se estructura la inequidad de todo el sistema actual”, por lo que es “muy importante destacar la tarea de cuidado como un trabajo, porque esa es la forma de atacar la base de la estructura desigual”.

Con las mujeres y otras identidades femenizadas ya en el campo laboral pago, este tipo de tareas sigue delegándose a otras mujeres, aseguró.

Comentó que, partiendo desde esta concepción estructural, se creó la Comisión Técnica de la Economía del Cuidado en el instituto, desde dónde se convocó a todas las mujeres cooperativistas. Subrayó, por ejemplo, a la Cooperativa de Trabajo Soltrecha Limitada, reconocida a nivel nacional e internacional. Cooperativa chaqueña que forma parte de este programa oficial de capacitaciones para cuidadoras y cuidadores profesionales.

La vocal se preguntó: “¿Cómo una persona que no es cuidada va a cuidar?”, refiriéndose a la precarización que ciertas empresas privadas hacen del personal de cuidado. Indicó que en el circuito de servicio, prestador y usuario, hay que establecer una relación equitativa “y la cooperativa es una experiencia exitosa para resolver esta situación”.

“Es la gestión de los servicios de cuidado como derecho; que se garantiza por lo colectivo, democrático, y el reparto equitativo de los excedentes de la Cooperativa”, apuntó y señaló que se desplaza la cuestión del lucro hacia el de los cuidados.

Por último, contó que desde el primer borrador, pronto a presentarse, de la ley integral de cuidados buscan que “tengan bien presente a la cooperativas como prestadoras de servicios”.

Share.

About Author

Leave A Reply