Entregaron donaciones a hospitales y a familias

0

En el sudoeste bonaerense el Grupo Sancor Seguros llevó adelante varias acciones solidarias, en busca de paliar necesidades sanitarias y alimentarias. Asimismo, suma cuidados para la protección del personal de las unidades de negocio y la clientela.

“Estamos realizando acciones en todo el país en relación con el apoyo comunitario. En Bahía Blanca, el deseo era realizar una donación desde nuestra Fundación para algunas de las instituciones médicas”, contó Luciana Amateis Aulet, gerenta local de Sancor Cooperativa de Seguros Ltda.

Así, concretaron entrega de elementos de protección personal para el Hospital Municipal Leónidas Lucero y el Hospital Italiano Regional del Sur, ambos de Bahía Blanca, y el Hospital Municipal Adolfo Alsina, de Carhué.

Los materiales donados fueron 200 barbijos tricapas de uso médico, 30 mascarillas del modelo 3M modelo N95 y 34 overoles Dupont, “en este caso recibimos asesoramiento por parte del grupo médico de nuestra empresa, que nos aseguraron que es lo que más se necesita, y más falta hace, en la primera línea de atención en los hospitales”. La compra surgió de un relevamiento de las necesidades más urgentes, la entrega se concretó hace 10 días atrás.

“No hay que perder de vista la alimentación ante la recesión económica por la pandemia”, destacó al momento de hablar del aporte a una campaña local. “Nos unimos para poner nuestro pequeño granito de arena y decidimos apoyar la campaña Rememos Juntos”. La donación surgió por inquietud del grupo de empleadas y empleados locales, la recaudación de estos aportes se sumó a la contribución de la empresa y de la participación de los consejeros zonales. La transferencia bancaria se concretó el pasado viernes, ascendiendo a 74.300 pesos, y se convertirán en bolsones para las familias en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, se puso en marcha un voluntariado corporativo, organizado desde el Área de Responsabilidad Social Empresaria, “es un llamado para el acompañamiento de nuestros jubilados, adultos mayores de nuestra asociación mutual”. A través de esta iniciativa, se le asignará una persona voluntaria a una jubilada, un jubilado, para que con una frecuencia semanal a pactar puedan contar con una ayuda, escucha o acompañamiento en los problemas cotidianos, trámites u otra necesidad que requiera atención.

Trabajo organizado

A pocas horas del anuncio presidencial a mediados de marzo, 3.200 personas de la organización a nivel nacional comenzaron a trabajar en modalidad home office. “No nos alteró la tarea diaria, pudimos hacerlo normalmente, porque podemos hacer todo a través del sistema”, afirmó Amateis Aulet.

En Zelarrayán 267, de Bahía Blanca, recibieron los tabiques separadores que protegerán tanto al personal como a la clientela: “Tenemos que hacer ciertas adaptaciones para colocarlos, también tenemos la señalética para marcar el distanciamiento social, contamos con termómetros, alcohol en gel, lavandina, barbijos y pañuelos”. Todos estos materiales buscan respetar los protocolos de seguridad que se exigen, “sabemos que seremos uno de los últimos en ser habilitados, sin embargo, ya estamos trabajando para lograrlo”.

El personal realizará su regreso a las tareas en un mínimo porcentaje, “el 20% lo hará, y será en los puestos críticos, que necesiten atención in situ; el resto continuará en el sistema home office, que es lo mejor para este momento para preservar su salud, sin dejar de lado la continuidad del negocio”.

La cooperativista subrayó que los y las clientes pueden realizar cualquier trámite absolutamente digital, y que también cuentan con una línea para hacer consultas o pedir orientaciones.

Share.

About Author

Leave A Reply