Entregarán más de 500 mil kits de semillas para el programa Prohuerta

0

San Juan, por sus características agroclimáticas, es una de las provincias con mejores condiciones para producir semillas. Es por eso que allí se producen los kits que el INTA distribuye en todo el país.

A poco más de 12 kilómetros de la capital sanjuanina, se encuentra la Federación de Cooperativas Agropecuarias de San Juan Fecoagro Limitada. Una entidad de segundo grado que nació en el año 1992. En la actualidad, la conforman 30 Cooperativas distribuidas en todo el territorio de la provincia que tienen como principal actividad la producción de semillas hortícolas y la elaboración de dulces y conservas.

La federación tiene una particularidad, es la única proveedora a nivel país del programa de emergencia alimentaria Prohuerta, que es una política pública que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), dirigida a familias en situación de inseguridad alimentaria, productores y productoras y organizaciones de la agricultura familiar.

Este programa, consiste en la entrega de un kit de semillas de huerta que está dividido por temporadas. Semillas anuales, que se siembran todo el año, como puede ser la acelga, el perejil, la zanahoria y la remolacha; semillas propias del invierno, como brócoli y la coliflor; y semillas de la temporada de verano como el tomate, el pimiento y la berenjena.

En contacto con El Portal de las Cooperativas, la técnica comercial de Fecoagro, Karina Torrente, comentó: “Estamos terminando con la entrega de semillas de la temporada primavera verano. En esta oportunidad, vamos a entregar más de 500 mil kits de semillas que se entregan a través del INTA en forma gratuita a todas las agencias de extensión y a la comunidad, a las escuelas, a las ferias agroproductivas”.

El mecanismo de trabajo de la federación de Cooperativas es el siguiente: los y las cooperativistas de Fecoagro realizan la producción de semillas, luego entra en un proceso de análisis de germinación y de pureza y; posteriormente, arman un proceso de logística donde las familias, generalmente mujeres y jóvenes, son quienes se encargan de llenar a mano o de fraccionar cada uno de los kits de semillas que entregarán a las agencias de extensión de INTA.

El trabajo no termina ahí. La federación también está compuesta por Cooperativas agroindustriales que se encargan de generar un subproducto de las semillas. Por ejemplo, en la producción de verano, principalmente del zapallo, sacan las semillas para el kit y con el resto del fruto realizan dulce o zapallos al almíbar.

Fecoagro no solo trabaja con el INTA de manera directa, sino también con municipios que tienen programas paralelos o simultáneos al Prohuerta. “Estamos trabajando muy bien con el Ministerio de Agricultura de Córdoba, con el Ministerio de Producción de Santa Fe y tenemos muchos municipios de San Juan, Mendoza y de Buenos Aires”, dijo Karina.

Frente a la pandemia por el coronavirus, Karina explicó: “No paramos en ningún momento, lo que si hemos notado es una fuerte demanda de semillas esta temporada. Creo que toda la gente aprovecho la pandemia para hacer su huerta en casa”.

La federación nuclea aproximadamente a 600 familias, entre las cuales se encuentran entre 200 a 250 mujeres involucradas, ya sea en el fraccionamiento de semillas para armar los kits o en la elaboración de dulces y conservas.

Share.

About Author

Leave A Reply