Buscan proveer de cannabis a empresa estatal

0

Luego del decreto presidencial donde se estableció la regulación del cultivo doméstico, la Agrupación Cannabicultora de San Juan propuso otras lógicas de producción y de organización.

La provincia de San Juan, por sus condiciones climáticas, es excelente para el cultivo de cannabis. Por eso, el Estado provincial creó, en septiembre del año pasado, una empresa orientada al cultivo y explotación de cannabis y sus derivados con fines científicos, medicinales y terapéuticos llamada Cannabis Medicinal Sociedad del Estado (CaMeSE).

Con el decreto presidencial 883/2020, publicado el 12 de noviembre, donde se estableció la regulación del cultivo doméstico y el expendio en farmacias de aceites y cremas producidas a partir del cannabis bajo la ley 27.350, la Agrupación Cannabicultora de San Juan puso en debate la necesidad de que sean cooperativas de cultivo quienes tengan participación en el círculo de negocios.

Al respecto, El Portal de las Cooperativas habló con Cristina Agüero, representante de la agrupación, quien dijo: “La idea de nosotros es continuar la tradición de antes. Venimos de una tierra de la oliva y de la vid, donde las empresas de afuera están ocupando nuestras tierras y nosotros queremos conformar esta Cooperativa con la unión de cultivadores y empresarios jóvenes de acá de San Juan y de Mendoza”.

El objetivo de la asociación es generar una red de productores y productoras que tienen terrenos o fincas y en ellos poder cultivar la planta. Además de proveer a la empresa estatal, buscan poder facilitar el acceso del insumo básico del aceite de cannabis a aquellas familias que no tengan los recursos para costearlo. Por otro lado, comentaron, que, con la flamante Cooperativa buscan hacer subproductos con el resto de la planta, como por ejemplo, con la fibra de cáñamo poder realizar elementos textiles e incluso materiales para la construcción de techos.

El debate se abre porque, según la ley, la sociedad tiene, entre otras, la atribución de asociarse a terceros que sean privados. Tanto es así que ya hay dos empresas extranjeras interesadas en el proyecto, una estadounidense y otra canadiense.

Agüero explicó que están en diálogo permanente con personas que trabajan en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y se están capacitando para que no solo sean las empresas extranjeras las que exploten este negocio, sino que también sean las Cooperativas quienes ingresen en el proceso productivo, donde la lógica esté acompañada con la agroecología y la sustentabilidad en el tiempo.

“Nosotros proponemos una Cooperativa y la unión de fuerzas de todos los cultivadores para trabajar en red y estar protegidos. Queremos trabajar como trabajaban los viñateros pero en el área del cáñamo y el cannabis”, finalizó Agüero.

Share.

About Author

Leave A Reply