Ampliaron su cadena de producción para sostener su esencia agrícola

0

Capil es una de las empresas sociales que sigue trabajando para impulsar la producción agrícola en Chaco. Se mantiene en pie con la ampliación de sus servicios y el intercambio solidario.

La Cooperativa Agropecuaria de Pampa del Indio Limitada (Capil) ofrece una multiplicidad de servicios en la localidad chaqueña homónima. Fue creada en 1975, por lo que es otra de las Cooperativas con larga historia en el territorio productivo regional.

Actualmente, siguen en Capil un par de quiénes fueron socios fundadores, más otras 60 personas asociadas y 38 empleadas en sus múltiples rubros. “Hasta ahora está funcionando muy bien”. señaló el presidente de la Comisión Administrativa, Juan Hutak a El Portal de las Cooperativas. Entre sus labores están un autoservicio mayorista y minorista, carnicería, planta de alimentos balanceados, planta de hilo, estación de servicio, rubricentro y un minimercado 24 horas y materiales de construcción. “La cadena es completa”, expresó.

Con un amplio alcance en la ciudad, brinda servicio a todas las empresas públicas, como hospitales, policía, surtiendo tanto combustibles como mercadería.

Sobre la trayectoria y transformación que tuvo la Cooperativa, Hutak explicó que “antes era agrícola, pero el pequeño productor no tenía una superficie muy grande, se fue achicando y prácticamente, con los costos, no lo pudo afrontar. Antes se sembraba algodón, éramos la capital de la hortaliza, ahora se sigue haciendo, pero no a gran escala”.

Sobre la producción primaria, señaló que ahora es “más ganadera y algo agrícola”. “Lo que los productores hacen, la Cooperativa se los compra para alimento balanceado”, agregó.

Sobre los momentos de aislamiento por Covid-19, aseguró que a pesar de ello “siempre abastecimos al pueblo”.

Intercambios y ayudas

El presidente cooperativo destacó también que hay un constante intercambio con la Cooperativa Agropecuaria Sáenz Peña Limitada, ya que ambas hacen alimentos balanceados, pero Capil compra a sus pares algunas que no producen.

Hutak relató que muchas cooperativas agrícolas del interior chaqueño fueron cerrando sus puertas por los altos costos y las inclemencias ambientales, “solo cuatro o cinco siguen”, dijo. En este punto, puso de ejemplo la desmotadora que tiene la Cooperativa en pleno centro de la ciudad, y que está en desuso desde hace 20 años. “Hace más de siete años, se llevaba el algodón a otras cooperativas cercanas”, pero ahora la cosecha algodonera en la zona es mínima.

En el último invierno, por las inundaciones que arremetió en la provincia, la ganadería y la agricultura tuvo muchos problemas por la falta de agua y pasto. Entonces, la Cooperativa “abasteció con alimento balanceado a los productores (socios), rollos, semillas del algún a precios de costo”, contó.

Entre otros proyectos agrícolas importantes, la Cooperativa hizo un convenio comercial con el Gobierno provincial para la siembra de pomelo rosado, cuya compradora será la empresa internacional Danone. Llevan 50 hectáreas y buscan llegar a 200, señaló.

Por último, este año apuntan a la plantación de tomate para hacer el alimento envasado triturado, así como vender la fruta fresca a los pueblos cercanos a Pampa del Indio. Para el transporte, la Provincia se comprometió a aportar a la empresa de la economía social herramientas esenciales como una cámara con grupo electrógeno y un camión térmico.

Share.

About Author

Leave A Reply