“Ofrecemos el baile y la alegría como forma de exorcizarnos”

0

La banda, conformada como cooperativa, presentó su nuevo disco en El Cumbión, en el Galpón de las Artes de la ciudad de La Plata.

“Nada grande se puede hacer con la tristeza”, dice Santiago Moldovan citando a Arturo Jauretche, y se larga a hablar de La Delio Valdez, es decir, de la cumbia. Pero también tiene palabras para apoyar el arte callejero, preocuparse por la crisis y señalar la importancia de la militancia: cada uno desde su lugar. Ellos eligieron la música y el baile, y lo eligieron como banda hace once años, cuando esta movida musical, urbana y latinoamericana comenzaba a emerger.

La Delio Valdez es “la punta de lanza” de una nueva escena, que reivindica la cultura y la identidad de nuestra región a partir de los ritmos propios. “Trabajamos juntos desde 2012, somos amigos y nos queremos un montón. Ellos son la punta de lanza, la banda que más ha crecido y que tiene mayor visibilidad. Coordinamos, pero El Cumbión es su fiesta”.

Inspirado en “las grandes orquestas de cumbia” y en los “maestros de la cumbia peruana”, pero también en la cumbia villera y sonidera, el conjunto, de 14 integrantes, acaba de sacar su nuevo disco, Sonido Subtropical, donde la novedad son las once canciones originales de la banda, que históricamente había privilegiado la interpretación de los clásicos del género.

Pulso Noticias entrevistó a Santiago Moldovan, miembro de La Delio Valdez (clarinete).
– ¿Qué es El Cumbión, y que tenemos que esperar el sábado?
– El Cumbión es nuestra fiesta independiente y autogestiva, la marca de la banda. Históricamente la propuesta es hacer algo que trascienda el show de la orquesta en vivo, generar un espacio de encuentro para la gente, donde puedan bailar, disfrutar y liberarse un poco de lo pesada que está la realidad para todos. Incluye otras propuestas artísticas, con DJ Sonido Parrandero, y en este caso nos va a acompañar una banda de cumbia de El Bolsón, Despierta Caracol. Será un show un poco diferente porque empezará más temprano de lo habitual, a las 21.

– Son de Buenos Aires, pero La Plata los vio crecer…
– Sí, La Plata fue uno de los primeros espacios que abrimos para tocar, más allá de Capital. La Delio tiene una historia de autogestión, de cooperativa, de laburar de a poco y desde abajo, por eso empezamos viniendo en tren desde Constitución, todos juntos, y cuando llegábamos estábamos 8 o 10 horas seguidas preparando el salón, probando el sonido, trabajando hasta bien entrada la noche. Fuimos de a poquito, tocamos también en el Parque Saavedra y un par de festivales, y fue creciendo la movida.

– ¿Qué implica para una banda conformarse como cooperativa?
– Nos conformamos como cooperativa por una necesidad real, pero trabajamos así por una característica natural del grupo. Al principio no podíamos tocar donde queríamos, no teníamos las mejores condiciones para hacerlo, pero siempre quisimos ofrecer una buena fiesta, donde la gente pudiera disfrutar, y nos dimos cuenta de que la mejor manera era organizando todo nosotros. Aunque el laburo sea más pesado, la satisfacción es mayor.

– ¿Por qué participaron de un festival en apoyo al arte callejero?
– Porque estamos en contra de cualquier cosa que pueda coartar la posibilidad de expresarse y de brindarle cultura y arte a la gente. La Delio históricamente es una orquesta que se compromete con las cosas que siente sensiblemente que son importantes. Estamos atravesando un proceso muy salvaje y muy cruel, donde el Estado se achica y la gente tiene cada vez menos poder adquisitivo. Da la sensación de que cada vez es peor, y que es difícil frenarlo, pero hay que estar ahí. La respuesta es poner el cuerpo.

– Ante este contexto, ¿la respuesta es tratar de pasarla bien?
– La propuesta nuestra es, ante tanta cosa sórdida y jodida, anteponer la cumbia. Ofrecemos el baile y la alegría como forma de exorcizarnos, de curarnos un poco. Es un momento para militar, cada uno desde el lugar que le toca.

Fuente: Pulso Noticias.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: