Crecen las deudas y no hay visos de solución

0

La única cooperativa eléctrica que produce energía a gran escala en el país se encuentra en serias dificultades para afrontar el pago de la materia prima para la generación.

La Cooperativa Eléctrica y Otros Servicios Públicos de Río Grande Ltda. ha sido pionera en la generación de energía eléctrica a través del gas. Luego incorporaría otras fuentes alternativas. Los importantes aumentos que ha sufrido el gas impide a la Cooperativa equilibrar sus cuentas por los procesos burocráticos que se deben llevar adelante.

Para actualizar las tarifas, debe haber autorización del Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Isla del Atlántico Sur. Allí se pone en marcha un proceso que incluye una audiencia pública y un decreto provincial que autorice el aumento. Desde noviembre del año pasado, la Cooperativa espera la autorización para empezar dicho proceso.

“La empresa hace dos meses que dejó de pagar la factura del gas de generación. La última factura vino de 34 millones y medio de pesos; cuando nosotros tenemos calculada en la tarifa del año 2016 una tarifa del orden de los 18 millones, es casi el doble. La Cooperativa no tiene de dónde sacar el dinero para pagar este tipo de insumo, porque no tiene otro ingreso”, explicó Walter García, ingeniero de la Cooperativa Eléctrica.

En cuanto a los costos adicionales, García recalcó que los costos extras son también muy bajos, respecto a otros en el país: “Es imposible haber llegado a agosto de 2018 con ingresos de 2016. Si llegamos a esta fecha es porque venimos recortando costos, no pagando cosas que son postergables”, insistió el ingeniero.

García reconoció que todos los años tienen usuarios que dejan de pagar el servicio, “algunos no pagan la luz porque no tienen el recurso, pero muchos tenemos que no pagan porque se olvidan, y después terminan pagando la reconexión. De todos modos, el corte se opera recién a los tres meses de deuda. Además, hay avisos y otras instancias que el usuario está al tanto”.

“La alternativa la exploramos permanentemente junto al Gobierno de la provincia. Hemos hablado con la empresa Camesa, que es la proveedora de gas. Les llevamos dos o tres planes de financiación de esta deuda, que nosotros entendimos que podemos pagar. Ha ido el Gobierno junto con nosotros, pero todavía no tuvimos una respuesta que podamos afrontar, porque Camesa tiene un plan de financiación pero en menos de un año, son siete u ocho meses que tenés para pagar la deuda. Cualquier otro plan que se quiera coordinar con ellos, tiene que ser algo que se baje desde la Secretaría de Energía, desde el Gobierno nacional. Pero Nación está -como sabemos- haciendo una reducción de déficit, que complica a la provincia. Por lo tanto, estamos en una escasez general”, detalló García.

Fuente: Polos Productivos.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: