Cooperativa escolar de Pringles fue premiada por sus iniciativas

0

La Escuela Secundaria 5, de Coronel Pringles, fue distinguida por su proyecto EcoPlast, en el marco del Premio Empresario Joven del Sudoeste Bonaerense FEBA 2018, organizado por la Asociación de Comercio e Industria de Monte Hermoso.

“El proyecto EcoPlast es el ganador del Premio Joven Empresario del Sur de la Provincia en la categoría emprendedorismo con impacto social!!!! Estamos muy contentos!! Muchas gracias a todos los que nos apoyan día a día!!! Gracias!!” escribió EcoCoop Secundaria 5 en Facebook.

La EcoCoop es una cooperativa escolar integrada por alumnos, alumnas y docentes asesores de la Escuela de Educación Secundaria N°5, de Coronel Pringles, los pagos del actual presidente de la Alianza Cooperativa Internacional, Ariel Guarco.

La Cooperativa escolar es administrada por los estudiantes de 4°, 5° y 6° año, docentes y directivos, y se dedica a la fabricación de accesorios ecológicos a partir de bolsas de plástico, como ser sachet de leche, bolsa de alimento balanceado, bolsas de regalería, entre otros. A partir de esos desechos fabrican bolsas para autos, portacelulares, bolsos y mochilas, bolsas para compras, portanetbooks, delantales de cocina, billeteras y monederos, reduciendo así la circulación de plásticos en el medio ambiente. De ahí su nombre EcoPlast.

Además, articulan su trabajo con el Centro de Formación Profesional en lo que respecta al curso de confección de bolsas y mochila, y con la Escuela de Educación Especial 502, donde un alumno de dicho establecimiento -junto a su profesora- comparte la experiencia de los trabajos en el taller EcoCoop.

El trabajo colaborativo y la división de tareas es el pilar fundamental para los estudiantes que generan la actividad, adecuando la tarea a los intereses de cada uno. El proceso productivo se divide en la recolección y limpieza de la materia prima, en el diseño y fabricación de telas -proceso de termofusión-, marcado de moldería, corte y costura, ventas a través de las páginas de Facebook e Instagram (ecoplast_s5).

¿De dónde sale esta gente?
La directora del establecimiento, Lumila Del Río, confía a El Portal de las Cooperativas que “desde 2013 en el Espacio Curricular Proyectos Organizacionales se planifican, ejecutan y evalúan proyectos. Es así como en un principio se planificaban actividades con fines de lucro para recaudar fondos para la realización de otros proyectos y se promovía la colaboración solidaria y la democracia para la toma de decisiones”.

La gastronomía fue el paso inicial: elaboración de dulces, sorrentinos, pizzas, entre otros. “Los alumnos se ocupaban de todas las tareas, buscar recetas, presupuestar materiales, elaborar, vender y cobrar; para luego decidir qué hacer con lo recaudado. Algunas veces se realizaron viajes y en otras oportunidades se compraron elementos necesarios para la escuela o para realizar otros proyectos”, recuerda la docente cooperativista.

Afortunadamente, las nuevas generaciones tienen una mejor percepción del necesario cuidado del medio ambiente, sintetiza Lumila: “Ese mismo año también comenzamos con craft -fabricación de bolsos a partir de botellas de gaseosas descartables-, y empezamos a preocuparnos, además, por pensar en ideas económicas que tuvieran una baja inversión y que reutilicen materia prima, no solo para bajar costos sino para cuidar el medio ambiente y concientizar a nuestra comunidad sobre la importancia del reciclado”.

El año 2014 los encontró trabajando ese proceso con las botellas, a lo que sumaron la producción de otros utensilios, como cartucheras, adornos, alcancías.

Con la termofusión encontraron una vía de solución para reducir distintos nylon con calor, formando una nueva tela que permitiera fabricar un envase para el colchón sanitario. Con este nuevo sistema comenzaron posteriormente a elaborar también bolsos y bolsas.

Un tema doméstico hizo que este grupo de incansables jóvenes indagaran en la creación de un producto a base de aserrín que fuera sustituto de las piedritas de los gatos. Surge en 2015 “Eco-cat, colchón sanitario para gatos”, que tendría sus mejoras incluso en su packaging (embalaje) cumpliendo simultáneamente con los requisitos del proyecto: que también fuera realizado con materiales de desecho.

Este entramado socio productivo fue el antecedente para la formalización de la Cooperativa Escolar EcoPlast, marco ideal para la producción y comercialización. El plus organizativo vino dado por la democracia que los jóvenes se dieron desde el primer momento, la toma de decisiones, elección de autoridades y la preparación de la documentación.

“Todos comenzamos a informarnos y a comprender que el cooperativismo nos presentaba una nueva manera de ver las cosas, donde la ayuda mutua, la colaboración, solidaridad y democracia eran los principios de base para lo nuevo”, finaliza orgullosa la directora, agradecida con la comunidad educativa en su conjunto por esta experiencia que comparten diariamente.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: