Viedma busca erradicar microbasurales

0

Recolectaron 45 camiones volcadores de cinco metros cúbicos cada uno, que fueron trasladados al relleno sanitario.

La Cooperativa de Trabajo Viedma Limitada (Cotravili) junto con los equipos de la subsecretaría de Servicios Públicos de la Municipalidad de Viedma realizaron durante las últimas semanas un fuerte operativo para eliminar microbasurales en distintos puntos de la ciudad.

El titular de la subsecretaría de Servicios Públicos, Gastón Gutiérrez, dio detalles de las acciones y aseguró que la cartera a su cargo mantiene un cronograma activo de limpiezas, con el objetivo de erradicar los microbasurales y custodiar que no vuelvan a generarse. Para ello, una vez más requirió de la colaboración de los vecinos y vecinas, para la correcta gestión de los residuos. “La conducta de la comunidad ha mejorado, pero es necesario generar un cambio social y cultural para evitar que se arrojen residuos fuera de lugar”, dijo Gutiérrez.

El funcionario recordó que la basura voluminosa, es decir, aquella que no puede ser levantada por el camión recolector como escombros y ramas, deben ser trasladados al Depósito Voluntario de Residuos -DVR- ubicado sobre la ruta 1 en línea al boulevard Ituzaingó. “Esperamos ansiosos el fin de la pandemia para educar y concientizar acerca del cuidado del ambiente y las obligaciones de vecinas y vecinos, en los espacios de participación comunitaria para una construcción colectiva y una visión integral acerca de la higiene urbana”, finalizó Gutiérrez.

Microbasurales: causas y consecuencias

Entre las principales causas de la existencia de estos basurales pueden consignarse, por ejemplo, la ausencia de recolección de residuos en algunas zonas, muchas veces por la imposibilidad de acceso; y el vertido ilegal de ciertas empresas, industrias y particulares.

Entre sus consecuencias pueden enumerarse peligros como la contaminación de suelos, aire y agua; la presencia de animales transmisores de enfermedades (roedores, insectos, microorganismos, etcétera) y los efectos adversos derivados de la quema incontrolada, deliberada o espontánea de la basura.

Los residuos que terminan en un basural carecen de los controles y las condiciones de manejo que sí se brindan en los rellenos sanitarios. Por ejemplo, debido a la falta de impermeabilización del suelo en los basurales, los residuos orgánicos fermentables, como restos de alimentos, se los degrada y sus propios líquidos, o las aguas de lluvia que toman contacto con ellos, se infiltran en las napas de agua, arrastrando los contaminantes que terminan impactando en última instancia en el río Negro. Todo esto, pone en riesgo la salud de las personas y el ambiente que lo rodea.

Evitar los rellenos sanitarios

Eliminar los microbasurales sin duda representa mejorar la calidad de vida de la comunidad y de su ambiente. Sin embargo, representa un desafío eliminar progresivamente la necesidad de un relleno sanitario, de enterrar los desechos que la comunidad genera, y avanzar en un manejo de los desechos sólidos en función del aprovechamiento y la reintegración de la materia prima valiosa al ciclo productivo.

En este sentido, se presenta el trabajo de la Cooperativa de Trabajo Unión para Una Nueva Vida Limitada (Cotranvi) en la plata de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu) quienes durante junio enviaron más de 25 toneladas de cartón marcharon a la Planta de Separación de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores en el Gran Buenos Aires. “Cada fardo de material que se va simboliza nuestro trabajo cotidiano de promoción, recolección, separación, prensado y comercialización” señaló José Paredes, presidente de la Cooperativa.

Share.

About Author

Leave A Reply