Unánime rechazo de sindicatos y medios cooperativos a la media sanción de Diputados

0

La Federación Gráfica Bonaerense, el gremio de prensa y entidades que nuclean medios gráficos, manifestaron su repudio al proyecto de ley que modifica artículos clave de la normativa que declara al papel de diario de utilidad pública.

“Está en riesgo la libertad de expresión”, enfatizó la senadora María de los Ángeles Sacnun, quien convocó a representantes de distintos medios de comunicación que se ven alarmados por el proyecto de Ley de Papel Prensa que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados, en las últimas sesiones extraordinarias.

“La democratización de la palabra. Desafíos actuales” fue el lema bajo el cual la senadora nacional por Santa Fe María de los Ángeles Sacnun reunió en la tarde del martes 11 de diciembre a Héctor Amichetti, secretario general de Federación Gráfica Bonaerense (FGB); Pablo Bussetti, secretario de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra); Oscar Rosas, consejero de la Cooperativa de Provisión de Servicios Diarios y Periódicos de Santa Fe Dypsa Ltda. (DyPSA); y Fernando “Tato” Dondero, secretario general del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba). Participó también de la actividad la senadora nacional por Chubut, Nancy González.

Durante el conversatorio que se llevó a cabo en el Salón Bittel del Senado de la Nación, Bussetti hizo entrega a las senadoras Sacnun y González de copias del informe “Papel para diarios” que Fadiccra elaboró oportunamente que refiere que el insumo vital para los medios gráficos “ha tenido un sostenido aumento a lo largo de 2018, con incrementos prácticamente mensuales”.

Bussetti hace entrega del informe a las senadoras Sacnun y González.

La conclusión a la que se llega “desregulación o liberalización del precio de facto” se sustenta en un análisis minucioso de la facturación de compra mensual de un medio gráfico durante 2018: “La variación porcentual del precio respecto del 30/01/2018 ha sido mes a mes de 11,91%, 15,21%, 15,21%, 33,90%, 44,80%, 62,02%, 62,02%, alcanzando el 112,06% en septiembre”.

En materia comparativa el aumento supera holgadamente cualquier índice oficial o privado, incluyendo el “de supermercado o de bolsillo” que se percibe en cualquier familia argentina. Ahora bien, estableciendo una relación con la moneda extranjera, “se observa que el papel para diarios tuvo un incremento porcentual superior a la cotización de la moneda extranjera en todo el período analizado”, destaca el informe.

“Se concluye que el papel para diarios no solamente ha tenido un aumento formidable en comparación con cualquier índice de precios público o privado, sino que ha incrementado su precio en dólares. Los picos cercanos al 20% de su apreciación en la moneda extranjera en 19/07/2018 y 06/09/2018, se vio ampliamente mejorada al 27,80% el 05/11/2018”, finaliza la presentación de la Federación de los medios cooperativos.

Exposiciones
Con el foco puesto en los reclamos por la “nueva” Ley de Papel Prensa, la senadora santafesina Sacnun criticó el “tratamiento exprés” que se le dio al proyecto en la Cámara de Diputados y llamó a “abrir el debate para fortalecer la democracia”.

“Debemos garantizar el artículo 1 (de la Ley 26.736, que declaró de utilidad pública la producción, distribución y comercialización del papel para diarios), que no fue modificado pero que fue socavado por las demás modificaciones”, alertó. Para Sacnun, con las modificaciones propuestas, “se lo vuelve a tomar como una mercancía y la importancia que tiene declararlo de interés es la necesidad de un Estado presente que garantice el acceso”.

La senadora recordó el profundo debate que se dio a la ley que hoy se intenta modificar. “Cuando Cristina Fernández de Kirchner mandó el proyecto de ley para que se debata la Ley de Medios, planteaba que no podíamos ir hacia una democracia que se vea afectada por el acceso al papel. Y es lo que está pasando ahora. Está en riesgo la libertad de expresión, la democracia y miles de puestos de trabajo en el sector de prensa, que ya ha sido afectado con más de cinco mil despidos”, alertó y agregó: “Solamente, se giró a una sola comisión en Diputados cuando antes había pasado por cinco comisiones en la Cámara Baja y por otras cuatro en Senadores”.

Héctor Amichetti se sumó a la crítica de Sacnun. “No sólo fue tratada en cinco comisiones -reforzando su expresión-, sino también en nueve audiencias públicas, en las que todos pudieron expresarse, tanto los grandes medios como los chicos. En esa oportunidad, se jerarquizó la actividad democrática”. Amichetti recordó “la caída de Crónica”, en la que “fue clave el manejo del papel por parte de sus dueños”.

“La manera en la que se desarma la ley es muy grave. Que se haga un tratamiento exprés, que se haga en Extraordinarias y con argumentos tan pobres. Si a esto agregamos apertura importadora, el escenario es caótico. Ya hubo apertura importadora en la industria de libros, que en 2015 hacía 85 millones de libros y ahora produce 33 millones. Es un genocidio industrial. De un bien público, pasamos a un bien exclusivamente privado. No tenemos que bajar la voz con respecto a lo que pueda venir si esta ley se sanciona”, aseguró Amichetti.

Oscar Rosas mencionó la importancia de los medios regionales, en los cuales “muchos contenidos sólo aparecen en periódicos como El Brigadier, Pausa, 9 de Julio”. Esos artículos regionales provocan que “a la gente no le importe Clarín”.

En ese sentido, Rosas afirmó: “Todo esto está en peligro. No es lo mismo comprar papel hoy que como se quiere promover. Se pone en riesgo la libre expresión. Ya no es una cuestión de privados, es un derecho de la población de tener acceso a la información y cabe recordar que estos diarios son también fuente de información para las radios comunitarias”.

Por todo, “pedimos a los legisladores que dejen de mirar sólo la Capital Federal y miren el interior profundo del país” por cuanto “no es entendible la necesidad y la urgencia; hay una clara intencionalidad política”, definió el comunicador.

A su turno, Fernando Dondero expresó: “Hay consecuencias directas y complejas, tanto en medios privados como públicos. Hay una pérdida directa de puestos de trabajo y es parte de una política de hostigamiento hacia los medios”. En ese sentido, recordó los casos de la TV Pública, Télam y Tiempo Argentino. “Hay cada vez hay menos voces y menos posibilidades de informar lo que ocurre. Esta ley que es un nuevo regalo al grupo Clarin como lo fue la fusión con Telecom”.

Finalmente, el dirigente sindical aseguró: “En el fondo, todos tenemos la misma situación y tenemos que estar juntos para poder afrontar estas políticas”.

Cerrando el conversatorio Pablo Busetti refirió que la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) “cuenta con más de 30 cooperativas presentes en 16 provincias” y que esta ley va claramente en contra de “la democratización de la palabra”.

El cooperativista describió el caso del periódico bahiense EcoDias, “que nació hace 18 años cuando un grupo de compañeros y compañeras decidimos en Bahía Blanca dar una mirada alternativa al diario fascista La Nueva Provincia”.

Presidente actualmente de la Cooperativa de Trabajo Ecomedios, Bussetti analizó: “No hemos recibido un solo apriete en todos estos años, pero tampoco ni un aviso de agencia de publicidad. Esto significa que el apriete es económico”, en clara referencia a que el recorte en los artículos más sensibles de la Ley 26.736 traerá aparejada la misma dinámica desde los grupos hegemónicos de comunicación.

Fuente: Ansol (Caba), editado por Cooperativa de Trabajo Proyecto Coopar, asociada a la Federación Fadiccra.

Share.

About Author

Leave A Reply