Trabajan en el embellecimiento de las veredas maragatas

0

Además de su labor diaria en la construcción, se interesan en la capacitación continua de asociados y asociadas. 

Desde hace algunos meses, la Cooperativa de Trabajo Tutelkan Limitada está al frente de varias obras de construcción en Patagones y Viedma en Río Negro. Se trata de un grupo de trabajadoras y trabajadores que comenzaron a organizarse en 2015 para dar solución a la problemática de la falta de empleo.

Seguramente quienes hayan tenido la suerte de pasear por la costa maragata les habrán visto trabajando en la obra de ampliación y renovación de veredas entre las calles Bynon y del Muelle donde se encuentran varios locales gastronómicos. En estas semanas están terminando la obra de remodelación del hotel que se encuentra en esa misma manzana.

La secretaria de Tutelkan, Gladys Lencina, en diálogo con El Portal de las Cooperativas contó que quienes comenzaron con la organización buscaban un nombre en mapuzungum, en lengua mapuche. Alguien sugirió “Tutelkan” que significa “contentar a alguien con un trabajo, hacer bien alguna cosa”, y enseguida hubo consenso en que así debía llamarse esta Cooperativa.

“La Cooperativa surge en el 2015. Surge de la necesidad, ya que la mayoría estábamos desempleados. Al principio nos costó mucho. Trabajábamos por las herramientas. No teníamos sueldo”, rememoró Lencina. “Las primeras obras que hicimos fueron chiquitas y privadas. El primer trabajo que tuvimos fue en El Cóndor, de un hombre que nos dio para que edifiquemos el segundo piso de su casa. Con eso nos íbamos de acá a La Boca y sacábamos para la nafta del auto en el que íbamos, sacábamos para el seguro y el monotributo”.

Paso a paso

Con el tiempo, fueron consiguiendo otros trabajos, algunos más chicos y otros de mayor envergadura como varias obras públicas vinculadas a la reparación de mobiliario escolar, obras en edificios estatales como el Ministerio de Turismo de Río Negro, la Residencia de los Gobernadores, Casa de Gobierno; también reparaciones en el Banco Credicoop y parte de la construcción del Hotel Casino, en Viedma.

Actualmente, en Tutelkan trabajan 6 mujeres y 8 varones en tareas de limpieza y construcción. Pero también realizan trabajos solidarios. “El anteaño pasado le construimos un baño a un abuelo ad honorem. Los vecinos pidieron ayuda, consiguieron los materiales a través de donaciones y la Cooperativa se hizo cargo de la construcción. Y hace una semana estamos colaborando con una vecina que está embarazada, tuvo algunos problemas de salud y necesitaba un baño. La Municipalidad (de Patagones) le dio materiales pero no tenía quién le levantara el baño”.

Resaltó que desde el principio se plantearon como una Cooperativa mixta, que diera trabajo, pero también capacitación tanto a hombres como a mujeres. La construcción es un rubro en el que el oficio muchas veces se aprende en casa, los chicos van acompañando a sus padres, tíos, hermanos mayores. Y las mujeres suelen quedar afuera de la transmisión generacional de ese saber. “Las chicas se inscriben en nuestra Cooperativa, empiezan como ayudantes en obra y van aprendiendo. Terminan como medio oficial albañil”, explicó la cooperativista. “El poder de la capacitación está en que cuando a las trabajadoras les piden un encadenado o levantar un baño, no tengan que pedirle a un obrero, lo puedan hacer ellas mismas”.

Share.

About Author

Leave A Reply