Superaron un robo, volvieron a empezar y aspiran a ser una fábrica de ropa

0

Se trata de un espacio textil de Córdoba Capital que se sostiene desde 2009. 

La Cooperativa de Trabajo Milge Limitada realiza diseño y confección de indumentaria, prendas y uniformes para empresas. Está conformada por mujeres.

La integrante, Graciela Rojo, contó que comenzaron cómo un grupo asociativo en 2009. “Ese grupo fue creciendo, en especial las ambiciones porque nos gustaba trabajar en equipo”, dijo.

“Nosotros éramos un grupo de mujeres con necesidades, pasó el tiempo, estábamos ansiosas de información sobre el cooperativismo. Así pasó que en el 2011 presentamos todos los papeles para armar la Cooperativa”, relató.

Víctimas de un atraco

En 2011, cada una de las integrantes recibió una máquina de coser y comenzaron a trabajar en una vivienda cedida por otra compañera.

“Un día llegamos y vimos que nos habían vaciado la cooperativa en un robo, se llevaron las máquinas y nos quedamos sin nada. Con una desazón increíble”, agregó.

Con el tiempo, decidieron comenzar de nuevo en el garaje de Graciela. En el 2013, consiguieron la matrícula.

“Empezamos con muchas ganas. Dijimos que lo que nos quedara de ganancia íbamos a empezar a comprar máquinas. Entramos en un Programa Manos a la Obra. Nos dieron máquinas específicas para lo que nosotros queríamos hacer”, mencionó.

Luego, lograron alquilar un galpón grande, donde trabajan ahora. Las aspiraciones de la Cooperativa es ser una fábrica de ropa y poder producir ropa de trabajo para cualquier servicio.

Además, “queremos hacer un entrepiso porque además de coser queremos asociarnos con una empresa que hace ensamblado de maquetas electrónicas”.

Fuente: Micro de Géneros de la Secretaría de Género del IMFC.

Share.

About Author

Leave A Reply