Se reinventan para hacer frente a la pandemia

0

Cómo sobrevive una empresa gastronómica ubicada en un Centro Cultural.

La Cooperativa de Trabajo Mazamorra funciona, desde sus inicios hace cinco años, en las instalaciones del Centro Cultural América Libre, en Mar del Plata. Antes de la pandemia, su principal fuente de ingresos era la oferta gastronómica para las actividades del lugar, pero el aislamiento los obligó a expandir el menú.

“Todos los miércoles, jueves, viernes y sábados, y en temporada todos los días” cocinaban las cenas para los eventos culturales del América libre, explicó Hugo Moya, integrante de la Cooperativa. “Además, durante el mediodía trabajábamos haciendo envíos de delivery en la zona y atendíamos una cafetería”.

Sin embargo, a partir de la crisis por el Covid-19, el espacio tuvo que cerrar sus puertas y la Cooperativa se quedó sin su principal fuente de trabajo. Permanecieron tres semanas sin producir y luego retomaron las tareas.

Sin embargo, uno de los ingresos de la Cooperativa se incrementó: a partir de un convenio con el Movimiento de Trabajadores Exlcuidos (MTE), del cual forman parte, Mazamorra provee de milanesas de pollo a comedores comunitarios de la ciudad. “Esa tarea continuó durante estos meses porque, lamentablemente, las necesidades de los comedores están incrementando”, aseguró Moya.

Por otra parte, también comenzaron a elaborar productos congelados que publicitan en sus redes sociales y que reparten a domicilio. Además, Moya contó que están produciendo algo que tenían “postergado” que es “la cerveza artesanal, que está pronta a salir”.

Por último, Moya expresó que desde la Cooperativa optaron por “tratar de limitar las salidas al exterior del delivery” que hacían anteriormente y que esto fue “por el cuidado de la salud, una deisión tomada de prevalecer el cuidado de los trabajadores”.

Share.

About Author

Leave A Reply