“Se están acercando mucho los countries y nos están sacando al costado”
Según el informe Producción Frutihortícola en la Región Alimentaria de Córdoba de O-AUPA de 2022, la superficie hortícola de la provincia de Córdoba se redujo un 33,5 % entre 2002 y 2018, y se perdió el 74% entre 1988 y 2019.
“Se están acercando mucho los countries y nos están sacando al costado”
Categoría: Córdoba

Rosalinda Jurado integra la Cooperativa Agropecuaria El Quirquincho Limitada, que nuclea a quienes abastecen de productos frutihortícolas desde el sur del cinturón verde de Córdoba.

Creció en una familia de quinteros que, como muchas otras, migraron buscando una estabilidad económica y “una mejor vida”. “Mi papá migró desde chiquito. En el 2000, vinimos haciendo quinta desde Salta y Jujuy, vinimos haciendo cebolla y ajo por distintos campos”, cuenta en entrevista realizada por la Cooperativa de Trabajo La Tinta Limitada. Tras varios años en Río Primero se mudaron a Camino 60 cuadras y ahora viven y producen en Camino San Carlos, “es lo que conocemos y lo que seguimos haciendo”.

En el 2017, se empezaron a juntar y formaron la Cooperativa de productores del cinturón verde de la zona sur, que les permite vender, facturar, acceder a préstamos y subsidios para mejorar y adquirir herramientas y maquinarias de trabajo.

Además, como espacio organizado, realizan otras actividades solidarias: “Entregamos bolsones en la pandemia, hemos ayudado a compañeros que tuvieron la situación difícil, salimos a vender y entregamos bolsones a merenderos”, señala la productora.

La situación de las unidades productivas

Según el informe Producción Frutihortícola en la Región Alimentaria de Córdoba de O-AUPA de 2022, la superficie hortícola de la provincia de Córdoba se redujo un 33,5 % entre 2002 y 2018, y se perdió el 74% de esta entre 1988 y 2019. Las unidades productivas van desapareciendo mientras se profundiza el proceso de deslocalización de las explotaciones desde el periurbano cercano a la capital hacia nuevos territorios más alejados.

“Por el lado donde estamos nosotros, se están acercando mucho los countries y lamentablemente ya nos están sacando un poco más al costado, y prefieren ir loteando los terrenos y ya no te lo dan para quinta o te quieren alquilar, por ejemplo, veinte hectáreas, pero una familia busca cuatro o cinco nomás”, explica.

La mayoría de les productores arriendan las tierras donde viven y trabajan. En general, el acuerdo es por un año, lo que dificulta proyectar inversiones que mejoren la calidad de trabajo. Además, los propietarios de la tierra no dejan que las familias levanten viviendas que mejoren las condiciones de vida o son reacios a que, por ejemplo, hagan conexiones de agua, por miedo a que se instalen las personas en sus tierras. Esto repercute negativamente en la calidad de vida de quienes habitan el sector.

A la cooperativista le gusta vivir y trabajar en la tranquilidad del campo. Hasta hace algún tiempo, eran medieros, es decir, trabajaban para otra persona propietaria del campo, que ponía la tierra, la semilla y las herramientas.

“Nosotros teníamos que trabajarlo al campo, hacer crecer la verdura, cortarla, entregarla y ellos la vendían y era mitad y mitad, pero el precio al que se vende nosotros jamás lo sabíamos”, explica. Bastó con ir al mercado y averiguar a cuánto la comercializaban para darse cuenta de que les pagaban mucho menos de lo que correspondía. Esta es la situación de muchas familias que, sin poder alquilar un campo o asumir los costos, recurren a la figura del mediero para poder producir.

Después de haber trabajado con muchos medieros y haciendo grandes esfuerzos, su familia logró arrendar tierras. Además de ver cambios en sus ingresos, se transformó la dinámica de trabajo. “Nosotros teníamos que trabajar por obligación; si está lloviendo un día, vos tenés que salir a trabajar ese día sí o sí -refiere-. Ahora vendemos nosotros y trabajamos los días que nosotros nos exigimos, es decisión nuestra (…) Tenemos la alegría de llevar la verdura, venderla y pelear nuestro precio, la vendemos nosotros y todo lo que ganamos vuelve a nosotros”.

Entre quienes integran la Cooperativa, las situaciones de acceso a la tierra son variadas. “Tenemos un proyecto, queremos conseguir alquilar tierras para poder sacar a esas compañeras que están de medieros y que puedan elegir a quién entregar su mercadería -explica-. Algunos no se animan porque tienen que salir con seguridad, no pueden salir a la nada, por eso queremos alquilar un campo grande y hacer que ellos también dejen de depender de alguien”.

Le preguntamos por la producción agroecológica y el problema de acceso a la tierra vuelve a aparecer. “La nuestra tiene que ser una mercadería segura, la semilla está muy cara, si nosotros no le echamos nada y no sale bonita, en el mercado hay otras competencias, entonces no la van a comprar y perdemos, y no está para esperarla porque el alquiler nos lo cobran, las semilla también se cobra, el mercado también nos cobra”, enumera.

La Cooperativa está integrada mayormente por mujeres, “hemos hablado bastantes cuestiones de la mujer en nuestra organización, hicimos una charla sobre violencia, expusimos entre todos y fue muy bueno porque todos tenían el mismo caso de nuestros padres, antes peleaban e incluso se pegaban, y ahora como que está cambiando. Mis compañeras estaban diciendo que ya no es lo mismo, que hay hombres que respetan un poco más a sus mujeres, que han querido cambiar, que son distintos”, señala.

Jurado trabaja de lunes a lunes con toda su familia, “desde el marido hasta los hijos y la mujer, siempre a la par”, comenta. Una realidad que es la de la mayoría de les productores rurales, solo que las mujeres intercalan el riego, la siembra, la cosecha, la venta en el mercado con las tareas de cuidado no remuneradas, como llevar y traer a su hija de la escuela. Sumado a eso, está organizada en la Cooperativa. Carga con una triple jornada de trabajo: “Nosotras hacemos un rol muy difícil que es ser madre, ser trabajadora y ser esposa. Es un esfuerzo muy grande”.

Fuente: Anabella Antonelli y Nadya Scherbovsky para La Tinta.

2022-10-28 19:30:37
Relacionados

El Portal de las Cooperativas es una producción digital de libre acceso
© Todos los derechos compartidos.
Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial. Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material.

 

es un producto de

Matrícula INAES 40.246. 

2022- Copyleft Todos los derechos compartidos / Propietario: Cooperativa de Trabajo EcoMedios Ltda. / Domicilio Legal: Gorriti 75. Oficina 3. Bahía Blanca (provincia de Buenos Aires). Contacto. 2914486737 – ecomedios.adm@gmail.com / Director/coordinador: Pablo Bussetti.. Ejemplar N° : 6120 Fecha de edición: 19/09/2022. Fecha de inicio: nov. 2017. DNDA: En trámite

Desarrollado por Puro Web Design.