Priorizar el trabajo docente en la cultura

0

En momentos en que la actividad cultural pasa una situación crítica, desde Chaco remarcan el valor de la solidaridad y apuestan por la docencia.

CE.CU.PO. Cooperativa de Trabajo de Servicios Culturales Limitada reinició sus actividades luego de permanecer casi un año inactiva producto de la pandemia por coronavirus. En comunicación con El Portal de las Cooperativas, la presidenta Norma Salazar comentó que pudieron retomar las “actividades habituales de todos los años”, como el taller aéreo de circo y tela, y otros nuevos como el de patinaje artístico. Talleres que se hacen con los debidos protocolos y en horarios diferidos para niñeces, adolescentes y personas adultas.

Cecupo tiene una trayectoria de lucha en la ciudad, fue un espacio físico recuperado, de mucha resistencia y con gran acompañamiento cultural en su momento, parte de esa energía se mantiene. Al tener varios galpones y un patio amplio, la Cooperativa presta el lugar para diferentes ensayos de obras teatrales, así como “la murga, que hace varios años viene ensayando en el Cecupo”, indicó Salazar y agregó: “Tenemos la ventaja de un amplio espacio abierto. Y los galpones, que están muy aireados”.

A finales de 2020, se activaron protocolos para la vuelta de los eventos culturales en la provincia y el espacio pudo estrenar funciones en formato teatro bar de al menos tres obras, al aire libre. Con respecto a los espacios cerrados, también hubo funciones de improvisación y obras con lo permitido del 50% de ocupación.

“La realidad de centros culturales y salas de teatro independientes es que fue un año duro para la actividad cultural. No se pudo hacer ningún tipo de actividad durante ocho meses”, contó la presidenta. En ese sentido, expresó que el momento de aislamiento obligatorio “fue duro, sobre todo, para quienes dan trabajo”. “El Cecupo es una Cooperativa que da trabajo a las artistas y profesoras”, que ejercen allí sus actividades, explicó.

Salazar remarcó que el trabajo cooperativo en el campo cultural les permitió priorizar el trabajo docente cultural, sea en la danza, música o teatro. “Desde estos espacios tratamos de aportar y cobrar lo mínimo, también cedemos espacios de forma gratuita, o con aportes de elementos”, a los fines de que haya oportunidades, y que las actividades artísticas sean viables y posibles de concretar. “Tratamos de que no le sea pesada la carga al artista. Muchas actividades son solidarias, los ensayos son gratuitos”, añadió.

Por último, Salazar remarcó que buscan siempre “apoyar al trabajador cultural” autogestivo, y que, mientras esperan que la situación sanitaria “pase pronto”, cuidan “muchísimo” de los protocolos para poder seguir con puertas abiertas.

Share.

About Author

Leave A Reply