Preocupación por la Ley de Energía Distribuida

0

Las cooperativas de electricidad nucleadas en la Confederación Cooperar señalaron que, según la norma recién sancionada por el Congreso, aquellos que no cuenten con recursos para generar su propia energía terminarán subsidiando el sostenimiento de la red que todos necesitan.

Las cooperativas, que autoabastecen de electricidad a más de 600 localidades desde hace nueve décadas, manifestaron su preocupación por las inequidades que encierra el flamante Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública.
Sancionado por ley del Congreso Nacional esta semana, ese instrumento establece un modelo de balance neto de facturación en donde no se podrá añadir ningún cargo por mantenimiento de la red. En un comunicado surgido de la Comisión de Servicios Públicos y aprobado por el Consejo de Administración de la Confederación Cooperar, se recuerda que existe desde el sector “un fuerte compromiso con la generación de energía renovable”, materia en la cual estas empresas han sido pioneras.
“Como entidades gestionadas por la comunidad, tienen un gran potencial para comprometer a todos los usuarios en el objetivo de lograr una matriz energética ambientalmente sostenible. No obstante, dada la estructura tarifaria a la que deben sujetarse las cooperativas, esto implicará que aquellos que no cuenten con recursos para generar su propia energía, terminarán subsidiando el sostenimiento de la red que todos necesitan en un sistema integrado como el que se propone.”
Desde Cooperar se había pedido a los senadores modificar el proyecto en este sentido. Las expectativas están puestas ahora en promover una modificación de la ley, lograr adhesiones parciales al Régimen por parte de las provincias o encontrar propuestas reglamentarias que eviten lo que sería una profundización de las inequidades sociales y territoriales que afectan al sistema eléctrico nacional.

Documento
“Las cooperativas satisfacen desde antaño la necesidad del servicio eléctrico en más del setenta por ciento del territorio de la República Argentina, mediante prácticas fundadas en principios y estadios como los citados; han sido integradoras sociales, ejes de desarrollo y creadoras de igualdad. Dichos méritos del sector cooperativo han sido atacados a través de los tiempos; pero el entendimiento con el sector público, centralmente fundado en nuestra naturaleza social y democrática, nos ha permitido superarnos.
Es por ello que en esta oportunidad queremos expresar nuestra preocupación por la incorporación en el texto de la Ley del último párrafo del Art. 12 (‘El distribuidor no podrá añadir ningún tipo de cargo adicional por mantenimiento de red, peaje de acceso, respaldo eléctrico o cualquier otro concepto asociado a la instalación de equipos de generación distribuida’).
Tal incorporación es incompatible con la necesidad de nuestras cooperativas de mantener la igualdad prestacional en términos de la economía social entre todos sus asociados.
El párrafo citado impedirá a futuro la manutención de un sistema social y solidario de abastecimiento energético logrando que las capacidades económicas de un grupo de personas (que pueden acceder a nuevas tecnologías de generación) conspiren contra las necesidades de otras menos pudientes (que requieren un sistema integrado).
Creemos que un nuevo análisis de estos extremos evitará ampliar la brecha de desigualdades en materia de Servicios Públicos esenciales, la cual ha tendido en los últimos años a la clandestinidad y falta de desarrollo en los sectores más carenciados”.

Fuente: Prensa Cooperar

Share.

About Author

Leave A Reply