En Olivera la cooperativa de tratamiento de residuos ya tiene su predio

0

La Cooperativa Sumando Voluntades recibió del municipio la cesión en comodato de un predio para instalar su planta de procesamiento de residuos sólidos urbanos.

En la última sesión del Concejo Deliberante del distrito bonaerense de Luján, se dispuso que la Cooperativa de Trabajo Sumando Voluntades, de Olivera, pueda disponer de un terreno municipal para construir su centro de acopio y avanzar con su objetivo de tratar los residuos de la localidad.

Así, el flamante emprendimiento vecinal podrá superar el que hasta ahora había sido su principal obstáculo: la falta de un espacio físico donde erigir un tinglado e instalar el equipamiento necesario para la separación y el compactamiento de los materiales recuperados.

El predio, de unos 500 metros cuadrados, está ubicado a 400 metros de la Autopista 5, y fue cedido por la comuna a la cooperativa por un plazo inicial de cinco años, con opción a renovar.

El proyecto original preveía la construcción del galpón de acopio en un predio cedido en 2006 a la Escuela Primaria N° 23, donde se inició la experiencia piloto hace tres años de la mano de la maestra Erica Añazco.

Sin embargo, la iniciativa no pudo prosperar debido a un litigio mantenido con un vecino de la ciudad de Mercedes que actualmente ocupa el terreno. A pesar de que la Comuna inició acciones legales, el desalojo nunca se hizo efectivo y los integrantes de la cooperativa se vieron obligados a postergar el inicio de obra.

Además, a esto se sumó la disconformidad de algunos vecinos de la zona, que plantearon reparos sobre la ubicación del terreno mencionado. Según advirtieron, el predio se encuentra en una ubicación muy céntrica, lo cual no lo haría apto para el acopio de residuos, más allá que desde la cooperativa siempre aclararon que no recolectarán materia orgánica, tarea que seguirá a cargo del municipio.

Articulación con el estado

Los integrantes de la Sumando Voluntades comenzaron a buscar alternativas para seguir avanzando y hacer efectivo el aporte de 650 mil pesos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), uno de los socios del proyecto, disponible desde hace meses. La suma está destinada a la construcción de un galpón de acopio tipo tinglado y a la compra de una máquina enfardadora.

Finalmente, a partir de gestiones de la delegación municipal, surgió el predio alternativo que permitió salvar ambos obstáculos. “Es una gran opción porque está disponible para empezar a trabajar de inmediato, no está en una zona muy poblada y además tiene buena accesibilidad, sin necesidad que los camiones que vengan a retirar los residuos circulen por el centro del pueblo”, señaló Víctor Keilis, integrante de la Cooperativa.

“La intención ahora es comenzar con la construcción lo antes posible para que el proyecto se pueda poner en marcha y para optimizar de la mejor manera el aporte económico del INTI”, completó.

En este sentido, el trabajador pidió a los empresarios y vecinos del distrito colaboración con algunos equipamientos y materiales necesarios para el acondicionamiento y operatividad del futuro centro de acopio: “Necesitamos carros hidráulicos paleros, tablero eléctrico y cables, llaves eléctricas y equipamiento para la instalación sanitaria, entre otras cosas. Todo ayuda”.

El proyecto cooperativo comenzó a dar sus primeros pasos en septiembre de 2016 y se formalizó en enero pasado, cuando se designaron los integrantes del Consejo de Administración. Una vez construidas las instalaciones se iniciará un proceso de asociación de vecinos interesados en participar. Los habrá de dos tipos: activos, aquellos que quieran trabajar en la cooperativa cumpliendo alguna función específica dentro del circuito productivo; y pasivos, aquellos que simplemente colaboren entregando sus residuos domiciliarios.

También participa de la iniciativa la Universidad Nacional de Luján, encargada de la capacitación técnica. “Es un proyecto beneficioso para la comunidad y para el Municipio, que tendría una gran solución para un tema muy importante. Si funciona bien lo podemos proyectar a todo el Partido de Luján, modelizarlo y llevarlo a otras localidades similares, que es el interés del INTI. Estamos seguros de que va a funcionar desde el lugar donde tienen que generarse las cosas, que es en la escuela, y de ahí a todas las familias”, señaló por su parte, Erica Añazco, síndico de la Cooperativa.

Consejo de Administración

La cooperativa está integrada por: presidente, Juan Carlos Latriglia; secretaria, Graciela Roldán; tesorera, Deolinda Huizi; vocal titular primero, Malvina Gordillo; vocal titular segundo, Verónica Sismondi; vocal suplente, Víctor Keilis; síndico titular, Erika Añazco; síndico suplente, Rita Castro.

Fuente: El Civismo (de Luján)

Share.

About Author

Leave A Reply