Necesitan respaldo para fortalecer la conciencia colectiva

0

Los grupos asociativos carecen de apoyo y asesoramiento por parte de los Órganos Locales Competentes.

Durante el período de pandemia, que aun vivimos, en la provincia de Jujuy se crearon 69 de las 335 nuevas Cooperativas de la Argentina, es decir el 20% del total nacional. Esto demuestra cómo los grupos de trabajadores y trabajadoras independientes jujeños ven la importancia que tiene el trabajo asociado a través de la figura de una Cooperativa, para resolver no solo aspectos laborales sino también de ingresos y proyectos de vida.

Sin embargo, del total de Cooperativas existentes en la provincia, solo un 46,87 % se encuentran vigentes, el restante 53,12% se encuentran suspendidas por alguna irregularidad administrativa.

Estos números reflejan que, si bien existe una conciencia de la importancia que tiene el trabajo asociado, no hay una preparación sólida en cuanto a cómo debe funcionar la organización de estas entidades y en consecuencia cómo hacerlas sustentables.

La falta de competencias para consolidar una institución jurídica, legal y tributariamente estable hace que no cumplan con la ejecución ni desarrollen el objeto para el que fueron creadas.

En un relevamiento realizado por la corresponsalía de Jujuy de El Portal de las Cooperativas se determinó que hasta noviembre de 2020 en Jujuy existía un total de 1.103 Cooperativas conformadas; un 1,54% más respecto a mayo del mismo año (1.086 Cooperativas).

En la actualidad se puede expresar que Jujuy es una provincia con un esquema irregular en cuanto al funcionamiento y sostenibilidad de las Cooperativas. Los números representan esta realidad: al 14 de noviembre de 2020, 688 Cooperativas fueron canceladas, 210 solicitaron el retiro automático, 586 están suspendidas y 517 se encuentran vigentes.

La situación actual del cooperativismo en Jujuy requiere de de Órganos Locales Competentes (OLC), capaces de agilizar y facilitar el acceso y funcionamiento de estas instituciones. Deben empezar a promover la articulación y el apoyo a las Cooperativas, deben dejar de lado tareas y/o acciones que desembocan en la aplicación de procedimientos que dificultan la ejecución de proyectos o programas que fortalezcan el trabajo de los grupos asociativos.

Es un nuevo año el que está en marcha, es tiempo de acompañar la creencia de los trabajadores y trabajadoras que creen en el asociativismo y los principios de solidaridad como base de un territorio sustentable económica y socialmente.

Share.

About Author

Leave A Reply