Luego de tres años de lucha, trabajadores recuperan el laboratorio Roux-Ocefa

0
Así, se convirtió en el primer laboratorio farmacéutico recuperado del mundo.

La Cooperativa de Trabajo Farmacoop Ltda., de los trabajadores de la ex Roux-Ocefa, consiguió el aval de la justicia para continuar con la producción de fármacos y se convirtió de esta manera en el primer laboratorio farmacéutico recuperado del mundo. “Es una locura de felicidad. Para todos los compañeros, es una emoción bárbara. Sobre todo, de las compañeras más grandes, que tienen más de 50 años y bancaron la toma, la lucha, sin cobrar un mango, bancando también sus casas y sus familias. Sin ellas, no hubiéramos podido llegar hasta acá. El día que nos enteramos hubo mucho llanto y abrazos”, contó a Tiempo Argentino el presidente de la Coopertiva Farmacoop, Bruno di Mauro.

El laboratorio Roux-Ocefa, fundado en 1935, entró en convocatoria en 2016, con un pasivo que rondaba los 50 millones de pesos. Luego de tres años de lucha, que incluyeron ventas fraudulentas y la toma de la planta de Villa Luro, el juez Sebastián Sánchez Cannavó otorgó “una autorización provisoria y por el plazo de 90 días a la Cooperativa de Trabajo Farmacoop Ltda. para que continúe con la explotación de las dos plantas ubicadas en la calle Medina 138 y Piedrabuena 3253, ambas de esta Ciudad pertenecientes a la fallida, sus certificados y sus marcas”, según consta en la resolución.

“La resolución nos dejó muy conformes, más allá de los plazos que se proponen. Sabemos que las continuidades nunca son definitivas, hasta que puedas expropiar o hacer una compensación de créditos o comprar la quiebra. Ahora, necesitamos la habilitación por parte de la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) para volver a elaborar. Venimos trabajando hace 9 meses para este momento y tenemos todo bastante encaminado. No podíamos avanzar hasta tener la continuidad”, resumió Di Mauro.

Para Farmacoop, lo más importante del fallo “es que nos otorgó los certificados y marcas”. Además, obtuvieron la continuidad sobre la planta de Lugano. “Somos 65 trabajadores en la cooperativa y nos dieron la continuidad de las dos plantas. Nuestra idea es llegar a un plantel de 120 trabajadores de acá a un año, con expersonal de la empresa”, aseguró Di Mauro.

Además de la actividad farmacéutica, funcionará en el laboratorio un bachillerato popular. “La resolución exige que se genere una actividad social. “Por eso, estamos armando el bachillerato con gente de la CEIP Histórica, del IMPA, que nos acompañan en la lucha. También estamos armando con un grupo de trabajadores del arte y de la cultura un centro cultural. Se trata de abrir la fábrica a la comunidad y devolver algo al barrio”, consideró.

Andrés Bernal, abogado del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER) a cargo de la causa, expresó a Tiempo: “Para el movimiento, es importantísimo. Es el primer laboratorio farmacéutico recuperado a nivel nacional e internacional. La apuesta del movimiento es acompañar la lucha de los laburantes. En este caso, ellos la sostuvieron durante mucho tiempo y con situaciones muy adversas. Es una lucha que cruza factores de poder muy importantes. Por eso, acompañamos también desde el punto de vista judicial hasta llegar a este primer resultado, que es motivo de emoción para todos”.

Para Bernal, “queda mucho por delante, pero este logro es importantísimo”. Lograr la continuidad “es motivo de orgullo para todos nosotros, frente a la opción ‘liquidación para la subasta’, es una emoción”. Además, “porque este laboratorio es productor de un elemento esencial como son los sueros medicinales”.

Fuente: Tiempo Argentino.

Share.

About Author

Leave A Reply