Llegó Lechu y los cuentos para la “gurisada” entrerriana

0

Se trata de un relato de Tirso Fiorotto, ilustrado por Martín Bianchi, seleccionado por la Fundación Cauce.

El cuento de “Lechu: Entre cueva y cueva” está pensado para “gurises” y “gurisas”, pero disfrutable por personas adultas. Esta obra artística es un material de excelencia –narrativa y gráfica– para leer en casa, en el aula y entre distintas generaciones. Fue editado por El Miércoles Comunicación y Cultura Cooperativa de Trabajo Limitada.

Lechu es una lechucita que, después de una tormenta en la que su mamá se les extravió, y con papá recuperándose de sus heridas, sale a buscar a mamá Lechuza, revisando cada día una cueva distinta. A la vuelta comparte con papá Lechuza sus hallazgos y perplejidades. En ese camino se encontrará con un mundo lleno de amenazas y de maravillas.

“Hay un accidente, hay viajes, hay descubrimientos, hay un despertar de una niña emplumada a quien la suerte le cargó tarea de adultos y que en el camino fue hallando un mundo pleno de curiosidades que la mantiene en un estado de fascinación. La historia de Lechu es la de un darse cuenta, primero con los nervios de una búsqueda casi a ciegas, y luego acercándose a los frutos esperados a través de la serenidad en el vuelo libre”, explica el autor del texto.

El relato es de Tirso Fiorotto, periodista entrerriano multifacético y apasionado por las cuestiones del ambiente, de la vida y de la tierra. Las ilustraciones son de Martín Bianchi, ilustrador y diseñador con gran trayectoria. El libro fue realizado a través de una beca de la Fundación Cauce -Cultura Ambiental Causa Ecologista- y El Miércoles.

Valores y modelo

Pensado para gurises pero totalmente disfrutable por sus progenitores y otras personas adultas que no hayan perdido la sensibilidad, este libro es fruto de un diálogo hondo entre los autores entre sí, y de los autores con el paisaje. Y para pintar ese paisaje han elegido manifestaciones de la vida en el Litoral que no son precisamente las consideradas bellas por el modelo vigente. Y ése es, sin duda, uno de los costados más interesantes de “Lechu”. Pero no es el único.

Las ilustraciones son tan atractivas como sugerentes. Cada una es un cuadro en sí mismo, lleno de expresividad, con una colorida técnica mixta que le da a la obra una línea estética y un sentido integrales. En ella puede palparse la conversación entre la letra de Tirso y los trazos de Martin.

La versión digital está disponible en este enlace.

Share.

About Author

Leave A Reply