La organización y la solidaridad para apostar al trabajo y la producción

0

Organizaciones sociales vinculadas a la producción de carne, se vinculan y proponen participar de las decisiones que involucran a este sector.

La Cooperativa de Trabajo Ex Empleados de Frigorífico la Lagunita Limitada recibió la visita de autoridades de Nación, junto con referentes de otros frigoríficos recuperados, con quienes recorrieron el predio e intercambiaron aportes para mejorar la comercialización y el trabajo de este sector de la economía social.

Recientemente se constituyó la Mesa Nacional de Frigoríficos Recuperados en la Argentina, una organización que reúne a 12 frigoríficos que están en manos de sus trabajadores y trabajadoras.

Desde la Cooperativa la Lagunita, Eduardo Ruíz, uno de sus representantes se expresó acerca de esta iniciativa: “A partir del encuentro de estos frigoríficos es que planteamos la lucha por el precio justo, el precio popular de la carne para el mercado interno, es decir, para las mesas de todos los argentinos. A partir de esta lucha, surgió la visita de autoridades del Ministerio de Agricultura de la Nación, junto con algunos referentes de frigoríficos recuperados. Mantuvimos una charla muy interesante con respecto a la realidad actual de la Lagunita e intercambiamos aprendizajes con otros frigoríficos que tienen más antecedentes, más historia y que actualmente están sosteniendo la producción. Así que fue una visita muy interesante, un intercambio que sirvió”.

En relación a la caída del consumo y el aumento de los precios de la carne, Ruíz explicó: “El aumento de la carne es un efecto, una consecuencia. El grave problema es esta baja de consumo histórica en la Argentina. Se ha reducido a más del 50%, entonces a menos consumo, menos trabajo. Por un lado, menos trabajo para la Cooperativa; y por otro lado, las familias argentinas en sus mesas cada vez pueden contar con menos productos”.

Estos debates en torno a la comercialización, Ruiz los analiza desde una perspectiva solidaria y cooperativista: “Estamos parados sobre un paradigma económico de la soberanía alimentaria. Y la situación de las exportaciones descontroladas y pautas concretas sin planificación han hecho que escasee este producto en la mesa de las familias argentinas. Y a nosotros también nos trae un problema, porque bajan las ventas; y al bajar las ventas, caen el trabajo y la producción. Y agregó: “Junto con organizaciones y otros frigoríficos recuperados de la argentina estamos espalda con espalda tratando de subsistir ante esta situación, dentro de esta pandemia. Pero creemos en la solidaridad, en la organización y creemos que salimos adelante.

Una historia y un presente de resistencia

La Cooperativa la Lagunita es una organización social, que se constituyó después de la quiebra de la empresa que controlaba el frigorífico La Lagunita en el año 1999. A partir de esta quiebra, sus trabajadores y trabajadoras se organizaron y conformaron la Cooperativa para recuperar la producción y sus fuentes de trabajo.

En este sentido, Ruiz recordó: “En esos tiempos, los socios fundadores dieron la verdadera lucha por el cuidado de los equipamientos, las herramientas, del edificio y del trabajo que tenía la empresa. Con el correr de los años, llegó el juicio de la quiebra y se logró que la Cooperativa pudiera hacer una propuesta de compra. Y así fue como finalmente se hizo. En el año 2019 la Cooperativa terminó siendo la destinataria del predio. Un logro de la Cooperativa y de un sin número de organizaciones sociales, Cooperativas y ONG”.

Actualmente, la Cooperativa ha priorizado las ventas mayoristas y, en este sentido, trabajan con otras organizaciones sociales en una campaña de donaciones que pretende llevar alimentos a comedores y al mismo tiempo, promover el trabajo de estas organizaciones a través de un esquema de ventas mayoristas.

Sin embargo, algunos problemas continúan dificultando el camino. Ruiz contó: “Ahora estamos con un conflicto con la Municipalidad de Guaymallén porque cambió el plan de ordenamiento territorial y quieren modificar algunos procedimientos en función de la producción. Así que estamos en esa pelea por una nueva habilitación para poder seguir trabajando”.

En este contexto, Eduardo Ruiz, reflexionó en torno a las Cooperativas y la necesidad de recursos y apoyo: “Las Cooperativas, la economía social siempre pensamos que es con el Estado al lado, trabajando en conjunto. Creemos que la economía social es una construcción política y económica donde la prioridad es el trabajo y no el lucro.

La crisis sanitaria producto de la pandemia complicó aún más la situación y, para Ruíz, la organización se convirtió en un gran sostén: “El esquema de la solidaridad, no solamente en el trabajo y la producción; sino en las relaciones personales e institucionales con otras organizaciones de la economía social, se ha sostenido. Nos hubiera gustado que desde el Estado exista un apoyo más sostenido. Lo hemos hecho todo a pulmón, así que seguimos creyendo en la economía social, en la solidaridad y esperamos que el Estado pueda generar herramientas y dispositivos para seguir caminando. Pero vamos juntos con los trabajadores de la Cooperativa La Lagunita y otras Cooperativas, tratando de salir adelante”.

Share.

About Author

Leave A Reply