Invitan a separar los residuos en origen

0

Trabajadores y trabajadoras del departamento de General Alvear, en Mendoza, buscan que los ciudadanos y las ciudadanas puedan separar los materiales reciclables en sus hogares.

El trabajo del reciclado de los residuos sólidos urbanos es una de las acciones necesarias para cuidar el medioambiente y evitar todo tipo de enfermedades que afectan la salud de los miembros de una comunidad. En General Alvear, provincia de Mendoza, existe la Cooperativa de Trabajo Anulen Suyai Limitada, una organización que nació en el año 2011 y que trabaja en la planta de tratamiento de residuos domiciliarios.

Si bien en sus comienzos tenían como objetivo poder darles acceso al trabajo formal a las personas en situación de calle, en la actualidad está conformada por 20 cooperativistas, cuatro mujeres y 16 varones. Ellos y ellas se encargan de clasificar los residuos que recolecta la municipalidad y lo enfardan en diferentes tipos; como el metal, aluminio, papel y plástico. Una vez que alcanzan la cantidad adecuada se llama a licitación para vender los materiales. Además, tienen un camión que hace un recorrido diferencial en las industrias en busca de elementos para reciclar.

En diálogo con El Portal de las Cooperativas, el presidente de la organización, Juan Duarte, comentó: “Todos los residuos que recibimos son tratados y volcados en la playa en el cual nosotros trabajamos con el cartón, el vidrio, la lata y el aluminio. Con todo esos diferentes materiales lo vamos enfardando y acopiando. Cuando tenemos cierta cantidad de kilos se larga la licitación por parte de la Municipalidad”.

“Tenemos una licitación anual en el cual tenemos un porcentaje por ese material. Además del sueldo tenemos un 70% de lo que sale de los materiales, siempre y cuando, tengamos 25 toneladas mensuales de materiales recuperados”, explica Duarte.

La planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos de General Alvear se construyó para erradicar los basurales a cielo abierto. El lugar tiene un sector para la separación y reciclaje de materiales, que cuenta con tecnología para la elaboración de compostaje. También posee un espacio para el relleno sanitario y una laguna de almacenamiento temporario de líquidos lixiviados.

Por otro lado, este año tuvieron un récord con más de 300 mil toneladas de materiales recuperados que salieron de la planta. Durante la pandemia también disminuyó la capacidad de personas que trabajan en el lugar. Pues varios de ellos y ellas son mayores de 60 años y otros tienen enfermedades. Pero esto no los paró, al contrario, siguen trabajando para sacar a la planta hacia adelante.

El cuidado del medioambiente también es uno de las cosas en las que ponen el foco. Para los cooperativistas es importante la separación en origen y saben que a través de capacitaciones a los ciudadanos y ciudadanas podrán llegar a ese objetivo. Al respecto, el presidente de la Cooperativa dijo: “Es muy importante seguir invitando a los vecinos a seguir separando los residuos en sus hogares y nosotros vamos a pasar a recuperar esos residuos para otra vez volver al ciclo productivo. A veces uno dice ‘que hago con ésta botella ya no me sirve para más para nada’ pero hay muchas cosas que se pueden realizar y que a veces la gente no sabe porque no tiene idea o no se involucra, entonces los invitamos a todos a seguir involucrándose en el tema de la separación en origen”.

Con respecto al nombre, proviene de una planta que crece en el sur de Argentina y Chile y que toma aproximadamente 10 años en dar sus frutos, pero después los produce constantemente. En lengua Mapuche significa sueños y esperanzas. “Son sueños y esperanzas que tienen los cooperativistas por un mundo mejor, una sociedad mejor y un trabajo digno para que todos podamos llevar los alimentos diarios a nuestros hogares de una forma digna”, finalizó Juan Duarte.

Share.

About Author

Leave A Reply