“Estamos trabajando en unidad con otras compañeras”

0

En el marco de la emergencia por violencia de género en Jujuy, las propuestas presentadas en la Legislatura provincial no tuvieron avance alguno.

Entrevistada por El Portal de las Cooperativas, la presidenta de la Cooperativa de Trabajo Textil Juy Juy Red Limitada, María Fernanda Marza, expresó las acciones que vienen impulsando desde la institución, en red con otras entidades.

¿Quiénes integran la Cooperativa y qué propósitos tienen?

Esta cooperativa está conformada por 30 mujeres que buscamos desarrollar nuestro talento, vocación y gusto por lo textil. Nos une la necesidad, este contexto mundial atravesado por la pandemia, la crisis económica y social, y la problemática de violencia de género que vivimos en la provincia de Jujuy. Nos une tener similares vivencias, nos permite sentirnos acompañadas unas a otras. Nos complementa para luchar juntas por una independencia económica.

Hablás de independencia económica como el propósito principal.

Vengo de una iniciativa similar que nos dio respuesta en nuestro desarrollo productivo para poder ser independientes económicamente. Entendemos y comprendemos en equipo toda nuestra Cooperativa que es la manera, que asociándonos, uniéndonos las mujeres podemos hacer grandes cosas pero hoy la prioridad es comer, la prioridad es vivir, es llevar el sustento a nuestros hogares. Cuento con un grupo de mujeres que son mamás solteras y son el único sustento del hogar.

Entonces, esto nos motiva, en gran manera, a poder lograr tener un negocio independiente. Independiente de cualquier situación de capitalismo, en primer sentido. Justamente, el cooperativismo nos lleva a eso, a poder ser independientes, a que sea manejado según nuestro tiempo, a un sistema de horario donde podamos atender a nuestros hijos e hijas, donde podamos acompañar la educación de ellos y ellas.

¿Cómo surge la iniciativa de formular un proyecto para contener a las mujeres?

En medio de este contexto de pandemia y el contexto de emergencia en que se encuentra nuestra provincia respecto a la violencia de género, empezamos a organizarnos para que nuestras voces sean escuchadas en la Legislatura de Jujuy. Nos vimos motivadas a ponerle voz y palabras a toda esta gran necesidad que es el flagelo de la violencia contra la mujer.

La muerte de muchas compañeras en el mes de septiembre y luego octubre, impulsó nuestra participación en la Legislatura, donde quisimos pedir que se nos resguarde, que el estado pueda instrumentar estrategias, pueda instrumentar espacios donde realmente podamos ser cubiertas, podamos sentirnos seguras, protegidas.

Y no solo fuimos a expresar nuestra problemática sino también una propuesta para la construcción de un polo integral de mujeres. Hemos visto tanto en la provincia de Córdoba como en la provincia de Salta iniciativas similares, de allí tomamos el modelo. Nos animamos a hacer algo parecido.

¿Qué sería un polo integral de mujeres?

Es un espacio de acompañamiento multidisciplinario, de personas que están preparadas, capacitadas para trabajar con el tema del género, la igualdad de oportunidad. Es imprescindible, es urgente tener un espacio así. Por eso, estamos trabajando en unidad con otras compañeras, de otros rubros, con otras necesidades, con otra identidad, con otra impronta pero con un mismo objetivo.

Queremos decirle al gobierno provincial que necesitamos espacios como tiene que ser, donde haya un abogado, un doctor, donde nos reciban y nos den ánimo, que directamente nos ayuden allí en cómo y qué debemos hacer. Y no solo a nosotras sino también a quienes llevamos con nosotras cada vez que nos pegaron y debimos salir disparadas de nuestros hogares. A esos niños, niñas y adolescentes que los esperen con una guardería, con espacio motivacional, donde les digan “Aquí podés terminar tus estudios, aquí podes aprender un oficio para ser independiente”.

De eso se trató nuestra participación en la legislatura. No solo llevamos una problemática, sino que también acercamos una propuesta.

¿Cuál fue la repercusión?

Hasta el momento pocas fueron las personas que nos llamaron. Pensamos que desde el gobierno se iban a acercar a decirnos cómo quieren ejecutar esa propuesta. Sabemos que aunando criterios esto podría ser mejor todavía. Dejamos allí nuestra exposición, nuestro escrito. Estamos convencidas que el cooperativismo puede ser el camino a la igualdad de oportunidades y a la igualdad de derecho. Eso lo dejamos bien sentado como precedente.

¿Cómo piensan seguir?

Nuestro trabajo y visión como Cooperativa no es acotado. El cooperativismo no tiene techo de lo que puede llegar a ser: no solo para mejorar nuestra finanza, nuestra economía sino también para desarrollarnos como mujeres, no solo en el oficio.

Es el primer escalón de algo más amplio, lo que nos puede llevar a ser y hacer, lo que puede conducirnos a que las mujeres nos unamos para trabajar y sacar los proyectos, y cumplir sueños que es lo que está previsto por esta institución.

Share.

About Author

Leave A Reply