Entrevista a Ariel Guarco, presidente de la Alianza Cooperativa Internacional
Entrevista a Ariel Guarco, presidente de la Alianza Cooperativa Internacional

El periódico de La Agrícola Regional Cooperativa publicó un extenso reportaje al argentino que desde noviembre de 2017 preside la máxima organización cooperativa a nivel mundial.

Después de 122 años de vida institucional, se sienta por primera vez en el sillón presidencial de la ACI un dirigente cooperativista argentino. Se trata de Ariel Guarco que con 48 años de edad se transforma en el segundo presidente más joven en la historia de la organización, detrás del finlandés Väinö Tanner, quien ocupó la presidencia entre 1927 y 1945 y asumió el cargo con 46 años.

Guarco es miembro del Consejo de Administración de la Alianza a nivel mundial desde noviembre de 2013, cuando fuera electo en una Asamblea General de la organización como la que a finales de 2017 lo proclamó presidente del organismo de representación del cooperativismo mundial hasta 2021, reemplazando a la canadiense Monique Leroux.

Ariel Guarco nació en Coronel Pringles, una pequeña ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires, con algo más de 20 mil habitantes. “Pringles es un pequeño pueblo argentino, de base rural, donde la cooperación ha sido la clave para poder dar respuestas a las necesidades de nuestras familias. Literalmente, me crié en una cooperativa, ya que mi madre lleva más de 50 años trabajando en la cooperativa eléctrica de mi ciudad, razón por la cual al principio iba a la cooperativa en su vientre y posteriormente me crié en ella compartiendo múltiples experiencias con los trabajadores y los asociados y aprehendiendo desde temprana edad los valores y principios del cooperativismo, que desde ese momento rigen mi vida”, remarca el flamante presidente en su página oficial.

Es médico veterinario de profesión, máster en economía agraria y tiene un posgrado en economía social. Su experiencia cooperativa se inició en la Cooperativa Eléctrica de su ciudad natal, en la que comenzó a trabajar a los 23 años, ocupando diferentes cargos hasta llegar a la presidencia donde se desempeña desde el año 2007.

Al año siguiente fue elegido presidente de la Federación de Cooperativas Eléctricas y de Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires (Fedecoba) y desde el 2011 preside la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), el máximo órgano de integración del movimiento cooperativo argentino.

Periódico LAR tuvo el honor de poder entrevistarlo y consultarle no sólo por sus objetivos y lineamientos frente a este organismo mundial, sino que también nos brindó su opinión sobre diferentes temas de interés diario, que se debaten en el corazón de las cooperativas del “interior profundo” donde también “el movimiento tiene experiencia y potencial para poder aportar a las estrategias globales”, destacó Guarco. Aquí algunas de sus consideraciones.

PL – ¿Cómo desde su gestión al frente de la Alianza Cooperativa Internacional mejorará los canales de participación para que, de acuerdo a sus objetivos, pueda llegar a la mayor cantidad de personas y con un mensaje más claro? ¿Cuáles son las claves para esto?

AG – Para mejorar la comunicación con los miembros y fomentar su participación en los órganos de integración del movimiento cooperativo ya estamos avanzando en dos proyectos que habíamos planteado en nuestra plataforma previa a la asamblea de noviembre en Kuala Lumpur.

Por un lado, vamos a lanzar una encuesta que nos permitirá conocer más de cerca las problemáticas, inquietudes y propuestas de los miembros. Por otro, queremos optimizar a través de un nuevo comité ejecutivo la gestión desde el punto de vista de la representatividad de los sectores y regiones que componen la Alianza, y garantizar una efectiva implementación de las políticas.

Otra de las claves reside en la predisposición a visitar distintos territorios para escuchar la voz de los cooperativistas. Eso es lo que trataremos de hacer, en la medida de las posibilidades y en acuerdo con el nuevo Consejo Mundial elegido en la última asamblea.

PL – En un mundo que enfrenta cambios económicos, políticos y sociales en forma constante, ¿en qué deberían focalizarse las entidades cooperativas para ser sustentables en este contexto?

AG – No está de más insistir en que es fundamental revalorizar nuestras raíces, donde encontramos principios y valores que nos dan un diferencial respecto de otro tipo de empresas y que nos han permitido, de hecho, sobreponernos a distintas etapas difíciles en más de 170 años de historia. No sé si es muy común encontrar un modelo empresario donde haya tantas firmas que mantengan su actividad, su filosofía y su dinámica local por más de cien años, como lo demuestra el caso de La Agrícola Regional.

En un país y un mundo cambiantes, donde el Estado y el mercado a veces se disputan a muerte la lógica de la economía y, a su vez, no atienden las necesidades de muchas comunidades, las cooperativas siguen siendo la respuesta más cercana al bienestar distribuido en esas comunidades, con un anclaje en la producción que otros modelos económicos han abandonado y sin perder el horizonte en el desarrollo equitativo de sus asociados y su entorno.

PL – ¿Cuáles son los objetivos a largo y corto plazo que se ha planteado desde la Alianza para afianzar el movimiento cooperativo, involucrando a la vez a las casi tres millones de cooperativas de todo el planeta?

AG – En el corto plazo debemos trabajar fuertemente en acercar la conducción a las bases y viceversa, abriendo las puertas a la gran heterogeneidad de voces, de culturas, de expresiones y de modelos de cooperativas que existen en el mundo.

Como planteamos en nuestra plataforma antes de la asamblea, queremos un movimiento conducido y llevado adelante por cooperativistas. Eso exige que tanto los liderazgos como las bases encuentren en la Alianza espacios de interacción genuinos y participativos y que los 1.217 millones de cooperativistas de todo el mundo sientan que la Alianza es la casa que los cobija, que los representa y les permite crecer.

A partir de eso y de políticas que irán surgiendo, es esperable una proliferación de los lazos de integración a nivel sectorial y regional que aumenten el capital acumulado por el sector y que, naturalmente, conlleve un impacto social y un posicionamiento político mucho más sólido del movimiento ante los desafíos globales entre los que destacamos los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030.

PL – ¿Cómo está integrado el equipo de trabajo que está al frente de la Alianza Cooperativa Internacional?

AG – La Alianza Cooperativa Internacional tiene un Consejo mundial que se reúne cada tres meses y delinea las principales estrategias de la organización. Está integrado por 15 representantes elegidos en asamblea a partir de ser propuestos por organizaciones nacionales, por cuatro vicepresidentes que son quienes presiden las regiones (Américas, África, Asia y Pacífico y Europa), por cuatro representantes de órganos sectoriales (Agro, Bancos, Consumo y Producción) y por los presidentes electos de los comités de Juventud y de Equidad de Género.

Para la ejecución de estas estrategias globales existe un staff coordinado por un director general, cargo para el que acabamos de elegir a Bruno Roelants, quien cumplió durante muchos años un rol similar en Cicopa, la organización sectorial que representa en la Alianza a las cooperativas de producción y servicios. Bajo su mando hay personas encargadas de la implementación de las políticas, de la comunicación estratégica, etcétera.

PL – Algunos de los temas actuales más sobresalientes de su agenda son la seguridad alimentaria, el trabajo decente, el cuidado de niños y adultos mayores, y la educación, entre otros, ¿cuáles cree son los temas más urgentes en los que el Cooperativismo deba involucrarse, aprovechando la capacidad de respuesta del movimiento?

AG – Esos son temas donde claramente el cooperativismo tiene experiencia y potencial para aportar a las estrategias globales. Es parte de la agenda que abordamos hace algunos días en Nueva York con el representante permanente de la Argentina en Naciones Unidas, el embajador Martín García Moritán.

Allí tuve también la oportunidad de presentar, en una actividad en la ONU en la que estuvieron presentes representantes y embajadores de más de 40 países, cómo el cooperativismo tiene estrategias centradas en las personas para reducir la pobreza.

Es primordial entender que si el Objetivo para el Desarrollo Sostenible número 1 es poner fin a la pobreza en 2030, la economía no puede seguir dominada por agentes financieros que especulan con los alimentos y que rigen los mercados de acuerdo con la lógica de la ganancia infinita a costa de excluir a millones de personas y de degradar el ambiente, en muchos casos, de forma definitiva.

PL – Ha planificado, desde su conducción, estar más cerca de los actores del movimiento; además, teniendo en cuenta sus inicios, su experiencia y formación cooperativa, ¿cómo observa el cooperativismo en el interior de nuestro país? ¿Qué opinión le merece?

AG – Sin dudas las cooperativas son un pilar de las economías regionales y del desarrollo de cientos de comunidades de todo nuestro país. Sobre todo en lo que llamamos el interior profundo, no habría posibilidad de arraigo si no fuese porque la gente decidió autoabastecerse de servicios o autogestionar su producción con base en los principios y valores de la empresa cooperativa.

Provengo de ese lugar, concretamente de la Cooperativa Eléctrica de Coronel Pringles, en la Provincia de Buenos Aires, donde la luz, el agua, sepelios, capacitaciones, consumo de artículos para el hogar accesibles a la población y otros servicios son provistos por la cooperativa.

Hay, además, modelos de integración que observamos de forma muy positiva donde cooperativas de distinto tipo y mutuales conforman grupos para generar círculos virtuosos en la dinámica local. Las confederaciones, federaciones, asociaciones, grupos o cámaras son un eslabón importante para fortalecer el trabajo de cada entidad en su territorio.

PL – Nuestra centenaria cooperativa, desde sus albores, con una demarcada mirada de RSE, se preocupa en cada acción por la sostenibilidad del planeta y por la calidad de vida de su gente; sin embargo observamos que a un gran número de personas no toman esto como crucial, ¿dónde cree que hay que profundizar desde las organizaciones cooperativas para que este nuevo y necesario paradigma de sustentabilidad se instaure más en el inconsciente colectivo y sea puesto en valor?

AG – Las cooperativas debemos plantear a los asociados que, al elegir este modelo, están siendo parte de un tipo de empresa que reúne, como ningún otro, dos cualidades: ser eficientes en lo económico y responsables en lo social. Solemos decir que no necesitamos hacer responsabilidad social por fuera de nuestra actividad principal porque eso existe en nuestro propio ADN.

Somos la responsabilidad social hecha empresa. Debemos dejarlo claro en cada comunicación, en los balances sociales, en las asambleas y otros encuentros que debemos propiciar con los asociados.

Probablemente, muchas personas se acercan a nuestras cooperativas porque es la opción más conveniente. Eso no significa que no puedan entender e incorporar nuestros principios y valores.

PL – Nos gustaría soñar como cooperativistas y como parte de una prestigiosa entidad, si su agenda se lo permite, en una gira por nuestro país, pueda visitar Entre Ríos y específicamente nuestra cooperativa. ¿Aceptaría esta invitación?

AG – Tengo por delante cuatro años de mucha actividad y compromisos internacionales que debo honrar en el resto del mundo como presidente de la Alianza. Sin embargo, mi compromiso de vida está en servir de la mejor manera posible al desarrollo de las personas y de las comunidades desde el modelo cooperativo. Eso solo puede lograrse si se tiene un profundo conocimiento de lo que pasa en cada territorio, en cada cooperativa.

Por eso, más allá de las complicadas agendas, agradezco profundamente la invitación y deseo que podamos concretar una visita a esa hermosa provincia y a tan prestigiosa cooperativa muy pronto.

Aprovecho también para invitarlos a todos a la V Cumbre Cooperativa de las Américas, de la cual nuestro país será anfitrión del 23 al 26 de octubre, en Buenos Aires.

Entrevista exclusiva realizada para la edición Nº 648 de Periódico LAR

Fuente: Prensa La Agrícola Regional Cooperativa.

2018-02-21 19:00:56
Relacionados

El Portal de las Cooperativas es una producción digital de libre acceso
©Todos los derechos compartidos.

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

Es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

2022Copyleft Todos los derechos compartidos / Propietario: Cooperativa de Trabajo EcoMedios Ltda. / Domicilio Legal: Gorriti 75. Oficina 3. Bahía Blanca (provincia de Buenos Aires). Contacto. 2914486737 – ecomedios.adm@gmail.com / Director/coordinador: Pablo Bussetti. Fecha de inicio: nov. 2017. DNDA: En trámite

Desarrollado por Puro Web Design.