El cooperativismo muestra el camino de salida de la crisis a nivel mundial

0

Las entidades pertenecientes al sector han demostrado su solidaridad, fuerza y resiliencia ante la pandemia por Covid-19 desplegando acciones para hacer frente al contexto en todo el mundo.

Ante los primeros casos de Covid-19 en la localidad de Mokolo, Camerún, la Asociación de Cooperativas de Salud de ese país tomó la posta y comenzó una rápida distribución de mascarillas y jabones. Asimismo, llevó adelante una campaña para informar al público en general sobre los cuidados ante la pandemia.

En Colombia, las empresas de salud del Grupo Coomeva asistieron a 66.807 personas con diagnóstico positivo, realizaron el seguimiento a 244.000, practicaron 333.000 pruebas. También, atendieron 300.596 llamadas de posibles casos, respondieron 1.138.178 teleconsultas, y tuvieron 6.898 hospitalizaciones, de las cuales 1.600 debieron ser atendidas en las Unidades de Cuidados Intensivos.

Los miembros de la Unión de Cooperativas de Consumo y de la Federación Nacional de Trabajadores y Consumidores de Seguros de Japón confeccionaron delantales y mascarillas de prevención, que se entregaron de forma gratuita a las Cooperativas sanitarias, los centros médicos y las comunidades en general.

La Fundación Espriú, que recibe unos 13 millones de consultas médicas al año en España, adecuó sus servicios para atender los casos de Covid-19 y, por otro lado, creó un fondo de solidaridad para cubrir el fallecimiento de los profesionales sanitarios afectados proporcionó ayuda económica a los hospitalizados.

“El hecho de ser una cooperativa afecta de lleno a nuestra forma de hacer las cosas. Nuestra identidad cooperativa nos compromete con un enfoque sanitario humanizado, con vocación de servicio y con un modelo de gestión que sitúa a las personas en el centro. Esto se refleja en acciones concretas”, explicó Carlos Zarco, presidente de Espriú y autoridad máxima de la Organización Mundial de Cooperativas de Salud (IHCO, por sus siglas en inglés).

Diversidad de prestaciones, unidad de acción

Las que se desempeñan en el ámbito sanitario no son las únicas Cooperativas que vienen teniendo una actuación destacada para ayudar a sus comunidades durante esta pandemia, que a principios de abril de 2021 se acercaba a los tres millones de personas fallecidas en todo el mundo.

Las agrícolas se apoyaron en gran medida en las bases y en el alcance de la comunidad para abordar mejor las nuevas formas de equilibrar la producción y el consumo en el sistema mundial de distribución de alimentos.

Las de trabajo se mostraron, una vez más, resilientes ante una crisis que además de sanitaria se volvió económica y social. Las de servicios continuaron abasteciendo a las familias y empresas para mantener la rueda de la producción y el consumo, aun con las restricciones debido al aislamiento. Las financieras y aseguradoras readecuaron sus operaciones e instrumentaron ayudas en distintos lugares.

“La actual crisis sanitaria mundial nos ha mostrado un viejo problema: los que viven en la pobreza corren un mayor riesgo y no tienen acceso a la atención sanitaria que necesitan. El distanciamiento social y el cierre de fronteras también han hecho más evidente que necesitamos apoyo e interacción con nuestra comunidad, todo ello esencial para el desarrollo saludable de la humanidad”, sostuvo la Alianza Cooperativa Internacional (ACl), que preside el argentino Ariel Guarco.

Siempre en el mismo sendero

“Antes de que el cambio climático se convirtiera en una batalla política y el desarrollo sostenible estuviera vinculado a las Naciones Unidas, las cooperativas daban prioridad a estos temas en sus comunidades para simplemente proteger sus recursos y su futuro”, señalaron desde la ACI.

En ese sentido, Guarco lamentó en un mensaje reciente que “prácticamente no hay rincón del planeta donde este virus no haya llegado y sus efectos sanitarios, pero también económicos y sociales, siguen causando mucho dolor a nuestro alrededor”.

Sin embargo, puso en valor la acción cooperativa para enfrentar esta crisis: “Podemos estar seguros de que tampoco hay rincón del mundo donde no exista una expresión de cooperación, solidaridad o ayuda mutua. Nuestras organizaciones han sido el año pasado, y lo siguen siendo todavía, ejemplos de cómo las sociedades pueden salir de las crisis cooperando. Los más de mil millones de miembros de Cooperativas seguimos actuando a escala global para demostrar que nadie se salva solo”.

El presidente de Cooperar y de la ACI concluyó: “La pandemia no puede ser una oportunidad para que se acentúe a escala global el paradigma de la competencia y la especulación. Debe ser, al contrario, la oportunidad histórica para profundizar a escala global la identidad cooperativa y marcar el camino de salida de la crisis”.

Fuente: La Gaceta de Cooperar.

Share.

About Author

Leave A Reply