Desconocen la conducción de Federación Agraria Argentina

0

El documento emitido por la Asamblea Nacional de Bases Federadas, reunida en Rosario, da cuenta de la posición de pequeños productores de todo el país respecto del modelo agropecuario y el rol gremial de la entidad centenaria.

El miércoles 25 de septiembre, entidades de base de la Federación Agraria Argentina (FAA) de todo el país se reunieron en Rosario para debatir las políticas agropecuarias que necesitan los pequeños y medianos productores y sus cooperativas, haciendo una fuerte advertencia relativa a que “año tras año el país produce más toneladas de granos pero son menos y más concentrados los productores, en tanto miles son desplazados de la actividad y los consumidores pagan más caros los alimentos, en un modelo agropecuario que no es sustentable y que prioriza los números de la exportación pero descarta a las personas”, denunciaron.

Tras un acalorado debate, en el documento final se dirigieron hacia quienes en estos días están desarrollando sus campañas electorales, “a quienes pueden ser presidente, diputados, senadores, gobernadores, ministros, cuando hablan de política agropecuaria, los queremos interpelar: ¿qué, con quienes, con cuántos van a seguir midiendo los resultados de sus gobiernos con un objetivo cuantitativo que solo considera millones de toneladas y divisas, pero que expulsa, concentra, degrada y encarece alimentos?”.

En la Asamblea estuvieron presentes, entre otros, Juan Manuel Rossi (presidente de la Federación de Cooperativa Federadas (Fecofe) Ltda.), Jorge Petetta (presidente de Agricultores Federados Argentinos Sociedad Cooperativa Ltda.), Omar Príncipe (ex presidente FAA), Pablo Paillole (referente FAA ante Consejo Directivo INTA), Ana Galmarini (referente del Movimiento de Mujeres en Lucha), Ciriaco Fortuna (presidente de la Cooperativa de Productores de Carnes Alternativas Federada Ltda.), Víctor Gasparini (del Consejo Directivo de FAA, referente de la filial Oncativo y de la Mutual Federada), Jorge Solmi (Pergamino FAA), Ricardo García (Mansilla FAA), Esteban Motta (Piamonte FAA), Juan Carlos Rezzonico (Totoras FAA) y Eduardo Zorazábal (Weelwright FAA)

Modelo expulsivo

Durante la jornada, la ingeniera agrónoma Patricia Propersi, del Grupo de Estudios Agrarios de la Facultad de Ciencias Agrarias UNR, presentó un alarmante informe sobre la desaparición de productores que no se ha detenido durante los últimos años, reflejada en los Censos Nacionales.

“Este año se conocieron los datos del Censo Nacional Agropecuario 2018 y arroja que somos 40 mil productores menos que en el anterior (2008) y que los que desaparecemos somos los más chicos, confirmando lo que viene pasando en las últimas décadas (más de 160 mil desaparecieron entre 1988 y 2008). Este modelo agropecuario, de escala, que prioriza los números de la exportación y descarta a las personas, se sustenta sobre la idea de que se puede prescindir de los chacareros, los agricultores familiares, los campesinos, y desplazarlos para que avancen y se consoliden unas pocas megaempresas agropecuarias que acaparan las cadenas productivas agroalimentarias, en desmedro también del sistema cooperativo”, denunciaron los presentes.

Mayoría de obstáculos

Los agricultores y referentes de cooperativas que participaron de la jornada, coincidieron en que resulta inviable seguir trabajando endeudados, con una tasa de interés de 85% y un Banco Nación paralizado; con falta de transparencia en las cadenas de comercialización y distorsión de precios entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor; falta de mecanismos para sostener a los chacareros en las últimas situaciones de emergencia y desastre agropecuario; falta de seguridad e infraestructura en los territorios rurales en los que viven y producen.

También denunciaron la dependencia tecnológica diseñada para una agricultura puramente extensiva y de escala; el acecho constante de laboratorios y compañías semilleras multinacionales que no respetan nuestro derecho al uso propio y gratuito de semillas y condicionan la soberanía nacional; el avance contra el cooperativismo agropecuario; la falta de regulación adecuada y la competencia voraz por la tierra y los arrendamientos.

Consideraron que para frenar esta crisis y revertir el proceso de concentración en el que compañías exportadoras, grupos inversores y grandes empresas agropecuarias han acaparado recursos y concentrado las cadenas productivas y de comercialización, serán necesarias una pluralidad de políticas que cambien la estructura del modelo productivo y permita avanzar hacia un desarrollo socioeconómico y productivo nacional, que genere igualdad de oportunidades, una estructura más equitativa de distribución de la tierra, arraigo de la población rural, sostenibilidad ambiental, agregado de valor en origen, producción de alimentos de calidad y el mejoramiento de la calidad de vida en los territorios rurales y todo el país.

“A partir de esta Asamblea una nueva Federación Agarraría Argentina se construye desde sus bases y sobre el silencio y seguidismo de la conducción oficial”, definieron. Por ello, “este núcleo de Entidades de Base de todo el país ha tomado la decisión de no asistir al Congreso convocado por la conducción habida cuenta que no está garantizado el cumplimiento pleno del Estatuto en el mismo y no se siente representado por quienes se adjudican la voz federada y menos aún por los 14 puntos ‘consensuados’ con las entidades integrantes de la Mesa de Enlace ya que ninguno de ellos trae las soluciones” que necesitan los consumidores, los pueblos del interior, los chacareros y sus instrumentos, las cooperativas y mutuales.

Share.

About Author

Leave A Reply