Denuncian trabas para el ingreso de carne a Neuquén

0

Pese a la inversión de 12 millones de pesos en su planta de faena, el Senasa obstaculiza las autorizaciones a la rionegrina Cooperativa de Trabajo Frigorífico J. J. Gómez Ltda.

El presidente de la entidad solidaria, Felipe Gerbán, en declaraciones radiales, sostuvo que desde la máxima entidad sanitaria del país “siempre nos corren el arco, falta algo siempre”, y recordó que se remodelaron las cámaras de frío, con la colocación de costosos panelas, y se repararon las salas de faena de bovinos y de ovinos.

El cooperativista aseguró que “este ha sido un buen año para el frigorífico en medio de un año malo para el país”, y aclaró que “fue bueno porque mantuvimos las organización y por el sacrificio de todos”.

De todos modos se lamentó porque “sin dudas podría haber sido un año mucho mejor, porque no hay que perder de vista que seguimos luchando por obtener el tránsito federa, para lograr que lo que producimos pueda pasar los límites de Río Negro”.

En este punto apuntó al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa): “Sentimos que siempre nos corren un poco el arco, que siempre nos falta algo”, y destacó que se persigue ese objetivo de trascender los límites provinciales porque “queremos más trabajo y mejor nivel de vida”.

“La realidad nuestra es que llegamos a un techo porque podemos abastecer solo a carnicerías de Río Negro. Tenemos un límite territorial. A pesar de tener mejores condiciones comparativas que nuestros competidores”, explicó Gerbán.

En el transcurso de la entrevista aclaró que “no queremos perjudicar a nadie, solo crecer nosotros” y que la fuerza de la Cooperativa está en buena medida en la perseverancia porque “hace 18 años nos daban solo 2 años de vida”, y acotó sobre esos pronósticos: “Tal vez molestemos a algunos”.

En cuanto al plan de trabajo acordado con el organismo nacional, sobre las reformas y restauraciones necesarias para lograr el “tránsito federal”, Gerbán aseguró que “hemos invertido en el último año más de 12 millones de pesos; a razón de un millón por mes”. Por tener una administración a través de un sistema cooperativo, queda claro que “lo que se invierte no se reparte”.

Hoy el frigorífico da trabajo a unas 85 personas y los costos son altos, porque “para que se entienda, debemos mantener una estructura del tamaño, y con las dificultades de un gran supermercado con un negocio del tamaño de un quiosco”.

Fuente: FM Patagonia.

Share.

About Author

Leave A Reply