Denuncian despidos injustificados en el sector vitivinícola

0

Trabajadores y trabajadoras manifestaron la preocupación por una serie de despidos sin razón por parte del sector empresarial.

Las personas afectadas formaban parte de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Fecovita) y se vieron involucradas en un conflicto por mejoras salariales, que los obligó a realizar en marzo de este año un gran paro vitivinícola.

El asesor legal de las y los trabajadores vitivinícolas, Nicolás Guillen, expresó la preocupación por estos hechos: “Nos fuimos enterando, primero fueron dos, tres. Al final del día, la información que tenemos es que son alrededor de 8. Y se habla de más, no hay seguridad porque se van enterando de a poco. Crea una situación familiar muy angustiante porque estamos hablando de personas que pueden tener 25 años de antigüedad, que han organizado su vida alrededor de su trabajo. Y llega esta noticia cuando la empresa está vendiendo como nunca. O sea que esto es lo primero que llama la atención”.

Ante estos casos de desvinculación laboral por parte de Fecovita, Guillén señaló las motivaciones que observan: “Atando cabos, nos damos cuenta que está relacionado con las movilizaciones, con la organización de esos trabajadores. En el mes de marzo hubo un gran paro en reclamo de un salario justo que alcance para llegar a fin de mes. No se pedía más que eso. Entonces estos despidos están claramente relacionados con este proceso de organización y de reclamo ante las empresas. No solamente en Fecovita, sino a toda la cámara bodeguera de la provincia y del país.

Las autoridades y representantes de Fecovita, no brindaron mayores precisiones y sólo se excusaron de manera oral atribuyendo la decisión a la falta de ventas. Por esto, el asesor legar expresó: “No hay caída de ventas, los datos del mercado interno de consumo de vinos han aumentado, han vendido muchísimo más que los últimos 5 años. Tienen un aumento. Fecovita, estamos hablando de que es la cúpula bodeguera, que acapara el 31% del mercado interno. Es un monopolio realmente muy extendido, están por abrir un turno más de producción en la planta de San Martín, que es donde fraccionan el tetra. O sea, esto también es otra señal de que las ventas están en aumento”.

El conflicto que se inició en marzo, ahora toma otras características ya que las persona que fueron dadas de baja, son referentes de la organización en cada espacio de trabajo. Guillén, resaltó este aspecto porque son personas que unificaron a cada grupo: “Hay un mensaje de miedo, diciendo a todos los vitivinícolas que no repitan lo que hicieron en marzo. Entonces los trabajadores ya pasan a luchar por estos referentes, por esa persona que es la que va a hablar con el patrón si no tenes la ropa de trabajo; ese vínculo, es indispensable. Acá se está echando a este grupo de personas. Son 8 compañeros que han estado comunicando la información, uniendo al resto de los compañeros, haciendo asambleas. Siempre en un proceso democrático y legítimo de reclamo”.

En este sentido, Nicolás Guillén remarcó la necesidad de intervención del gobierno para lograr una salida que no perjudique a las y los trabajadores vitivinícolas: “Ojalá le llegue el mensaje al gobierno provincial que es el que podría sentarse y resolverlo en dos minutos. Acá no hay ninguna empresa en crisis, eso tiene que quedar muy claro. Acá se están jugando intereses, o quieren ceder un poquito más de sus ganancias o quieren seguir acaparando todo. Este oligopolio bodeguero, son cuatro empresas que manejan todo y cada vez está más concentrado. Todo se ha concentrado y esto no da beneficios más que a ellos. Los trabajadores están mal pagos, los productores de uva han ido desapareciendo. En los últimos censos, se observa una tendencia a la concentración. Entonces no es la Mendoza que queremos, hay que replantearlo. Y se replantea desde la política”.

Fuente: Radio Comunitaria LaMosquitera.

Share.

About Author

Leave A Reply