Con material reciclado construyeron su fuente laboral

0

Nosotras desde Abajo se formó a principios del 2019 en la ciudad de Viedma con la intención de generar trabajo a un grupo de mujeres agrupadas en el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

En su condición de Cooperativa textil de mujeres, fabrican diversos productos con bolsas plásticas recicladas. Su lugar de residencia es la capital de Río Negro.

Soledad Soto y Viviana Chálabe son integrantes de la Cooperativa Nosotras desde Abajo: “Lo que anhelamos es ir creciendo cada día más. Todo nuestro trabajo lo realizamos con mucho amor, no solamente porque nos gusta, sino porque encontramos a través de él, una salida laboral, con algo que nos apasiona y que nos convirtió en artistas de cada una de nuestras piezas”.

A ellas las “motivó la necesidad de trabajar en ese momento y ahora también, algunas compañeras son sostenedoras de hogar”. Pertenecen al Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

La particularidad de esta Cooperativa de mujeres es que confeccionan sus productos con materiales reciclados contribuyendo de esta manera al cuidado del medioambiente. Soledad Soto contó: “Al principio no sabíamos bien qué hacer, probamos varias alternativas, hasta que realizamos un curso de termofusión con bolsas plásticas recicladas. A partir de ahí, supimos que era eso lo que queríamos hacer”.

El material a reciclar en ocasiones llega por parte de vecinos y vecinas que conocen el trabajo. Chálabe comentó que para juntar el material se manejan por cuenta propia, “recibiendo gran parte de la gente que junta en sus hogares y nos acerca al espacio”.

En estos pocos años de existencia la Cooperativa Nosotras desde Abajo se ha hecho conocer. Soledad Soto contó: “La gente nos dio una gran recepción, a partir de nuestra participación en algunas ferias el público se interesó en nuestro proyecto, se hacen partícipes acercándonos material para confeccionar, y también gracias a las redes sociales fueron conociendo nuestro trabajo. A nosotras nos pone muy felices”.

El trabajo de las mujeres organizadas en Cooperativa ya trascendió los límites de la ciudad, en lo que hace a la comercialización de sus productos.

Actualmente confeccionan, en mayor medida, bolsas de distintos tamaños, pero también una gran diversidad de artículos: billeteras, cartucheras, equipos de mate, delantales y tapabocas, entre otros. Chálabe dijo: “Muchas de las cosas que hacemos son ideas propias pero ocurre también que las personas que ya nos conocen nos sugieren otras. Hace poco pudimos comprar nuestra plancha propia, que es indispensable para nuestro trabajo. Esto es una gran motivación”.

La Cooperativa Nosotras desde Abajo tiene su espacio físico en el Barrio El Progreso, al lado del merendero Abuelo Juan. Desde allí confeccionan todos sus trabajos. Sus integrantes cuentan que “probablemente son muchos los que no sepan el trabajo que hay detrás de cada artículo que elaboramos… Comienza con la selección de la materia prima, que no siempre llega a nuestras manos en condiciones óptimas de limpieza, por lo cual debemos lavar y desinfectar antes de poder utilizarlas… Luego cada una de ellas es recortada, doblada, estirada, y recién ahí está apta para la confección de nuestra “tela”, a las que les agregamos el diseño de figuras que son cortadas una por cada una a mano, formando así los estampados de nuestros artículos…a eso le agregamos distintos tipos de cintas, hilos, agujas, y demás materiales, hasta llegar al producto final por ustedes conocido”.

Para conocer el trabajo que realizan pueden acceder a las redes sociales de la Cooperativa o bien solicitar información por mail.

Share.

About Author

Leave A Reply