Apuestan fuerte al cuidado del medio ambiente

0

Trabajadores y trabajadores que se desempeñan como recuperadores urbanos, celebran otro año de trabajo con muchas actividades para desarrollar.

La Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Mendoza Limitada (Coreme) tiene como principal tarea la de reciclar y acondicionar materiales reciclables para la posterior venta. Este 15 de septiembre festejan el sexto año de este emprendimiento luego de haber conseguido, con mucha gestión, su galpón de trabajo ubicado en el parque industrial del departamento de Las Heras.

El presidente de la Cooperativa, Mario Gustavo Camperos, contó acerca de aquellos inicios de la organización: “Nació por allá en el 2003, 2004 con un grupo de cartoneros que trabajábamos en ciudad, en Mendoza. Estuvimos soñando largo tiempo, hasta que un día dijimos que ya era hora de hacer el curso de capacitación, en la Dirección de Cooperativas y la hicimos”.

Estos comienzos fueron procesos lentos, en este sentido Camperos agregó: “Al comienzo fuimos 25, 30 personas, pero después se fue diluyendo, porque querían todo rápido y no era tan fácil. Luego tuvimos que esperar a que llegara la matrícula. Un día alguien nos avisó de una fundación internacional que proveía recursos a proyectos de inclusión como el nuestro, para armar nuestro galpón. Así tuvimos que presentar un currículo, y no teníamos más que nuestra matrícula y un grupo de gente soñando. Luego nos llegó la información, que de los proyectos que se presentaron de Argentina, el nuestro había sido beneficiado. Así que empezamos a buscar terrenos para construir nuestro galpón”.

Este lugar, finalmente fue gestionado a partir de un comodato en Las Heras y se comenzó la construcción de la planta a fines del 2013. Finalmente, el 15 de septiembre del 2015 se inauguró la planta; por eso este año 2021 se cumplen 6 años de trabajo en el terreno, con galpón propio.

Un proyecto que amplía sus posibilidades productivas

Los últimos meses Cooperativa Coreme ha llevado a cabo diversas actividades que mejoran las posibilidades para generar otras ventas. En este sentido, Camperos explicó: “La actividad principal por supuesto es la clasificación y acondicionamiento de materiales reciclables para la venta. Pero también estamos trabajando con una empresa del parque industrial de Junín, que se llama Maderas Plásticas, quienes nos compran un tipo de material, que para nosotros era basura o descarte. Hoy le damos valor agregado vendiéndoles a ellos, que pican ese material, lo funden y lo moldean para hacer postes de viña”.

A su vez, esta Cooperativa tiene un vínculo muy fuerte con diversas instituciones académicas y estatales. Para Mario Camperos, esto permite sostener el proyecto: “Lo último que se ha empezado a hacer, tratando siempre de diversificar y salir de lo que ya sabemos hacer, Celeste, compañera tesorera, armó con un grupo de mujeres, los talleres en los cuales se fabrican juguetes con materiales reciclables apoyados, desde nuestros comienzos, por la Universidad Nacional de Cuyo. Y este último tiempo, lo más grande que tenemos es con el municipio de capital donde, en el diferenciado de los días jueves, los camiones llegan acá. Y ese material es el que nos ha dado vida para aumentar el trabajo”.

Otra idea que emprendieron, tiene que ver con pedidos especiales de otras organizaciones o empresas. Según contó Campero, esta propuesta llegó a través de la Bodega Argento: “Ellos iban a colocar dos botellas de vino de su marca para hacer un reconocimiento a los empleados. Y les entregaban esos vinos en las bolsas que fueron fabricadas con cajas de cartón de la bodega y se realizó un decorado por parte de nuestra Cooperativa”.

En la actualidad, son unas 27 personas aproximadamente trabajando en planta, con 10 socias y socios que son recuperadores de calle, es decir que no trabajan en planta. Luego de repasar su historia y actualidad, Campero hizo un reconocimiento a la tarea histórica de las y los recuperadores urbanos en el cuidado del medio ambiente: “Yo soy un arrimado a este trabajo, no soy de herencia cartonera, tuve que hacerlo por los gobiernos del año 2002, 2003 que me dejaron en la calle y salí a buscar algo. Empecé con esto y nunca me imaginé que podía llegar a estas instancias. Pero los compañeros cartoneros, que vienen con herencia cartonera y de trabajar en el basural de Las Heras o cualquier otro basural, son los que históricamente han cuidado del medio ambiente sin darse cuenta; clasificando y separando material del pozo en donde se enterraba, contaminado aguas, siendo tan necesaria para la supervivencia en nuestra provincia”.

Fuente: Giramundo TV.

Share.

About Author

Leave A Reply