Analizaron la situación laboral de mujeres adultas durante la pandemia

0

A partir de la iniciativa de una organización social, un grupo de mujeres trabajadoras, investigadoras y militantes sociales, se reunieron para compartir diversas experiencias.

La Cooperativa de Trabajo Fernanda Toledo Limitada, de Mendoza, participó de un encuentro en el marco del Ciclo de conversatorios organizado por Andinas OSC, una organización social que busca promover, proteger y fortalecer el ejercicio de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

El encuentro “Situación laboral de las mujeres adultas mayores en contexto de pandemia” se llevó a cabo el sábado 15 de mayo y contó con la presencia de Lita Leonor Olguín, trabajadora y una de las fundadoras de la Cooperativa Fernanda Toledo.

Como trabajadora, artesana, productora de dulces y siempre comprometida con la cultura popular, Lita agradeció la invitación y contó acerca de sus vivencias en la Cooperativa: “La verdad estoy muy contenta de estar en la Cooperativa, ya van a ser 10 años desde que la fundamos. Hemos hecho muchas cosas, me siento muy orgullosa. Porque yo era una mujer de bajo perfil, de muy poca experiencia. Así que participar, conversar con la gente y todo esto, fue una experiencia muy linda”.

La Cooperativa es un espacio productivo y autogestivo de mujeres que se dedica al oficio textil y de estampados a través de la sublimación y la serigrafía. Los trabajos que realizan incluyen todo tipo de productos textiles e indumentarias y cuentan con una línea propia de juegos colectivos y juguetes pensados para fomentar y desarrollar las actividades de niños, niñas y adolescentes.

En relación a los productos que confeccionan, Lita señaló con mucho orgullo su vínculo y compromiso con la sociedad: “Trabajamos con muchas organizaciones sociales. Hicimos los pañuelos de la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito. También hicimos nuestro propio pañuelo con la leyenda vivas nos queremos. Hacemos juegos colectivos, buzos, delantales de cocina, ropa en general. Hacemos banderas de varias organizaciones. También pecheras, que acá en Mendoza se ven muchísimo, y las hemos hecho nosotras”.

Uno de los temas a desarrollar en el conversatorio, tenía que ver con resaltar el trabajo de las personas adultas mayores y su vínculo con la juventud. Y, en este caso, por su edad y como una de las fundadoras de la Cooperativa, Lita contó: “Nuestra Cooperativa comenzó con chicas muy jóvenes, que eran murgueras en ese momento. Yo era amiga de ellas y tenía mi hijo que era murguero. Yo siempre estaba ahí, las había encontrado varias veces en el encuentro de murgas, cocine mucho en esos espacios, para más de 400 personas. Yo me junto mucho con personas más jóvenes, siempre las apoyo. A lo mejor verme en mi juventud, haber querido hacer eso que ellas están haciendo. Porque yo en mi juventud no participe de esas cosas. Para mí fue una juventud muy dura, muy sufrida. Yo era una persona distinta. En cambio, trabajar con chicas jóvenes que son las que me cuidan, me protegen; y yo a ellas”.

Este espacio productivo que llevan adelante mujeres de distintas edades, tiene un gran compromiso en la lucha por los derechos de las mujeres y disidencias. De hecho, el nombre Fernanda Toledo (víctima de femicidio), pretende ser un reconocimiento y, al mismo tiempo, hacer visible la lucha contra la violencia de género. Por eso, Lita resaltó la importancia de formar parte de este espacio cooperativo tan diverso: “A mí me cambió la vida totalmente. Siempre con mucho esfuerzo y escuchando. Yo apoyo muchísimo la lucha feminista. Quizá porque tengo una hija mujer. Quizá porque una vez fue muy maltratada, no fue escuchada, nadie la salvó. Entonces yo quise apoyar siempre a todas las mujeres, que tengan una buena experiencia, que sepan cuidarse, que sepan hablarlo. Y a las personas mayores, les digo que sepan escuchar a la juventud, al que está al lado, darles un consejo, no cerrarse. Yo les digo que tienen que reflexionar porque nuestra juventud fue distinta, nosotras antes no podíamos ni expresar lo que sentíamos, nos teníamos que callar. Y ahora no, ahora hay que expresar lo que una siente”.

Por último, durante su intervención, Lita contó cómo enfrenta esta pandemia siendo una persona mayor, pero también, con mucha experiencia: En la pandemia, yo no estoy yendo a trabajar a la Cooperativa, porque soy persona mayor, de riesgo. En la Cooperativa están trabajando las chicas jóvenes, a veces me traen algo para hacer en casa. Yo ocupo mi tiempo, hago cosas que me apasionan como la huerta, el jardín, hago dulces, tejo en telar y en crochet. Yo fui artesana durante cuatros años, antes de empezar en la Cooperativa. Yo tejía y vendía en la Plaza Independencia. Me costó mucho llegar ahí, pero empecé, y para mí fue muy bueno. Compartí con tanta gente, artesanos, jóvenes. Y ahí empecé, por eso llegué a la Cooperativa, con buena formación y el apoyo de mi hijo.

Share.

About Author

Leave A Reply