Una cooperativa jaqueada por los tarifazos se resiste a cerrar sus puertas

0

Estamos perdiendo todo, la situación es caótica”, plantea con angustia Omar Pelli, secretario de la Cooperativa de Trabajo Cristalería Vitrofin Ltda.

Hace más de un año que la Cristalería Vitrofin, ubicada en Cañada de Gómez, a 75 kilómetros de Rosario (Santa Fe) está parada porque no pueden pagar los 300 mil pesos mensuales de gas, en un contexto de fuerte baja en las ventas por la apertura de las exportaciones.

La cooperativa de cristales tiene 44 trabajadores asociados. Omar Pelli explicó que en abril de 2016 pagaban en el orden de 40 mil pesos de gas y las últimas boletas que recibieron subieron a casi 300 mil pesos. “Estamos perdiendo todo. No podemos pagar el gas, no hay ventas y se abrieron las importaciones. La situación es caótica”, se lamentó.

“Los 44 operarios de la planta se dedican ahora a hacer changas, si las consiguen. Para empezar de nuevo necesitamos 1 millón de pesos. Y la misma cifra para la continuidad de la cristalería. De ese total, se tendrían que destinar casi 300 mil pesos a la boleta de gas y más de 130 mil en materia prima, entre otros gastos”, detalló Pelli.

“Desde el 2 de febrero del año pasado estamos parados porque no hay actividad productiva. A este gobierno no le importa nada de lo que está pasando. Nos estamos cayendo como moscas. Llevamos más de un año sin trabajar. Estamos soportando la devaluación, los tarifazos y la avalancha de importaciones”, subrayó el secretario de la Cooperativa.

Cristalería Vitrofin es una empresa recuperada por sus trabajadores y emblemática para el movimiento cooperativo y la mayor parte de sus recursos económicos los destina a saldar las cuentas de los servicios.

Pelli contó que realizaron presentaciones en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) para pedir ayuda. “Hace 15 años que existimos y nunca pedimos nada. Nos hacen falta materiales. Estamos perdiendo todo”, resaltó.

El cooperativista explicó que para hacer una copa se necesitan entre 8 y 12 personas, y que todo se realiza de manera artesanal: cada pieza es hecha por operarios que usan herramientas y métodos que se conservan desde hace muchos años.

“No estamos pidiendo que nos regalen nada. Ni siquiera una tarifa social sino una diferencial. Se nos cierran las puertas y los caminos. Vamos a seguir luchando hasta que caigamos derrotados”, aseguró Pelli.

A esta situación crítica y compleja se le suma la explosión de un horno de fundición que es uno de los elementos fundamentales para el proceso de elaboración de copas y otros productos de cristal. El costo de reparación del horno supera los 100 mil pesos y no lo pueden solventar.

La cristalería cañadense producía alrededor de 15 mil copas mensuales entre la línea cervecera, floreros, copones y champagneros.

Desde la Federación Autogestión, Cooperativismo y Trabajo (Actra) realizarán un almuerzo solidario el próximo 10 de junio, en Distrito Siete, ubicado en Ovidio Lagos 790 de Rosario, para recaudar fondos para los trabajadores.

Fuente: El Ciudadano y La Región, editado por la Cooperativa de Trabajo La Cigarra.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: