“Las cooperativas y mutuales están destinadas a desarrollar la Argentina”

0

El diputado nacional Luis Contigiani ofrece un balance de los debates parlamentarios del último año, en relación al intento de gravar a cooperativas y mutuales con el Impuesto a las Ganancias.

Todo comenzó con el debate de la Ley de Presupuesto 2019 y un intento, por segundo año, de gravar con el Impuesto a las Ganancias a mutuales y cooperativas de crédito y de servicios financieros. Abriendo, en el mundo, una caja de Pandora y por ello despertando una gran preocupación en el movimiento cooperativo y mutual. Una situación muy compleja, porque éstas no tienen ganancias, como todo sabemos. Reinvierten utilidades como organización y como estructura. Por eso, convalidar su inclusión en Ganancias, no sólo era una situación de gravedad jurídica, que iba a desatar muchos planteos judiciales. Era también sacarle esa “ventaja” al movimiento cooperativo y mutual, que tiene por objetivo democratizar la economía.

Creo que hay intereses que no quisieron, no quieren y no siguen queriendo, democratizar la economía. Por eso volvieron a intentar, desde una visión “pro sociedad anónima” de sacar la “ventaja” que tiene supuestamente el movimiento cooperativo y mutual. Con lo cual, el primer resultado de este debate fue muy positivo. Porque hemos concientizado. Hemos hecho una gran pedagogía entre todos, especialmente de parte del sector de cooperativas y mutuales del interior argentino. Porque no se puede nunca tomar este camino. Y se tiene que defender este espíritu cooperativo y mutual.

Tengo la esperanza de que no van a volver a instalar esta idea, porque se van a confrontar con una gran respuesta social en el interior del país, de parte de miles de cooperativas y mutuales.

En segundo lugar, el proceso cooperativo y mutual en el marco de este debate quedó bien segmentado. Más de 1.300 cooperativas y mutuales de crédito y seguro van a estar exentas del del pago de la contribución patrimonial propuesta, al encontrarse dentro de los 50 millones de pesos de valor de su patrimonio, exceptuados por el presupuesto 2019 y la ley correctiva que ratificamos recientemente. Son las cooperativas y mutuales pequeñas que desarrollan una multiplicidad de tareas vinculadas a la promoción humana, a la contención productiva, a lo largo del interior del país.

En tercer lugar, hay un segmento de cooperativas y mutuales, con un patrimonio que está entre los 50 y los 100 millones de pesos, que va a pagar un 3 por ciento de contribución patrimonial, con esta nueva figura que estamos incorporando, un esfuerzo extra que está haciendo todo el sector. Pero a la vez hemos establecido que los primeros 50 millones de pesos de valor patrimonial, que están exentos de cualquier pago, van a poder deducirse, con lo cual se va a pagar menos del 3 por ciento establecido, además de otras deducciones que tiene el proyecto.

Hay otro segmento, de entidades con un patrimonio de más de 100 millones de pesos, del movimiento cooperativo y mutual de seguros y de crédito, que son grandes a los efectos de compararlas en nuestro país, pero en relación a las compañías multinacionales de seguro y bancarias, no son nada, y por lo tanto son empresas sociales argentinas que debemos cuidar mucho. Para este segmento, en el Presupuesto 2019 que votamos en el Congreso, en su artículo 127, se había establecido una contribución del 6 por ciento del patrimonio. Claramente, un error. Porque significaba casi una confiscación. Y los números que venían de cientos de técnicos vinculados a esas entidades, nos daba que estaban pagando más de lo que hubieran pagado en el caso de haber quedado afectadas por el Impuesto a las Ganancias. Era un atentado al sistema bancario cooperativo, el único que tiene el país, a las tres o cuatro empresas de seguro del sector. Era casi una invitación a correrlas del sistema. Es por eso que rápidamente distintos bloques hemos reaccionado y encontrado los consensos suficientes para bajar esa alícuota, que ahora quedará con una contribución del 4 por ciento del patrimonio, pero que se les permitirá deducir distintos elementos, con lo cual se pagará finalmente una alícuota menor.

En general, y a modo de síntesis, debemos decir que las entidades de la economía mutual y cooperativa que quedan afectadas por la contribución patrimonial, van a hacer de este modo un sacrificio y aporte concreto a la Argentina, que otros sectores como los bancos comerciales no están imitando, por ejemplo. Pero además debemos recordar que todo el sector de la economía social viene haciendo hace décadas un gran aporte al país, con el pago del 2 por ciento de las cuotas de los más de 6 millones de mutualistas, y a través del Fondo de Promoción y Educación Cooperativa.

Por lo tanto, estamos cerrando un gran proceso de concientización, en cuanto pudimos explicar y convencer que no se puede gravar con Ganancias a las cooperativas y mutuales, porque éstas no tienen Ganancias. Que tienen que ser invitadas a formar parte de un proceso mayor de democratización de la economía y del desarrollo federal. Y aquellos sectores que insistieron con querer sacar las “ventajas”, como ellos dijeron, al movimiento cooperativo y mutual, los invitamos a que puedan ver el capital social, el valor social que representa este movimiento para el país. A que vean su misión, de democratizar la economía, promover el desarrollo local y estar cerca de la gente. Por eso, este proceso se cierra con estas correcciones que estamos apuntando.

Lo dije en un gran acto que se hizo de cooperativas y mutuales en la ciudad de Córdoba: que sea una victoria de todos, una derrota de nadie, salvo de aquellos que, por una mirada neoliberal y tecnocrática, persisten en desconocer el rol que tienen las cooperativas y mutuales en la historia política, económica y social de la Argentina.

Por diputado nacional Luis Contigiani, para El Portal de las Cooperativas.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: