La Central cooperativa de Compras cumplió dos años

0

Se trata de la acción de integración económica más trascendente de las últimas tres décadas impulsada por la Federación que nuclea a las cooperativas y mutuales de consumo a nivel nacional.

El Consejo de Administración de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo (FACC) emitió un comunicado donde da cuenta de los logros y desafíos planteados en numerosas visitas realizadas a cooperativas y mutuales radicadas en diferentes regiones del país por parte de la dirigencia de la entidad federativa.

El Consejo de Administración de la FACC considera que se pone a disposición de las cooperativas y mutuales que como actividad principal o secundaria proveen mercaderías de consumo o de uso personal y del hogar, una herramienta de integración renovada y potenciada, que favorece también la comercialización directa de productos de cooperativas agrarias y de trabajo, y que será de enorme valor para ayudar a la economía de cientos de miles de familias en las más diversas regiones del país.

De esta forma las cooperativas y mutuales vuelven a innovar y demostrar su vocación social y de servicio, en un accionar permanente de defensa de la economía familiar, especialmente de quienes menos recursos disponen, haciendo una concreta contribución más a la lucha contra la pobreza.

Frente a otros modelos empresarios que privilegian el lucro, las cooperativas y mutuales ratifican su condición de empresas diferentes, preocupadas por la construcción de una sociedad más justa, más equitativa y más pacífica, porque como lo señalara Naciones Unidas al declarar al 2012 como el Año Internacional de las Cooperativas, son “empresas que construyen un mundo mejor”.

Marcas líderes

En 2016 la dirigencia planteaba que “el propósito final de esta Central de Compras (CCFacc) es aportar al crecimiento del sector cooperativo a través de una herramienta tan simple y efectiva aunque no siempre bien empleada como es la integración cooperativa”, y que además “este esfuerzo de integración que representa la CCFacc constituye una oportunidad de crecimiento tanto en eficiencia, competitividad como en participación de mercado”.

Sin dudas, un desafío insistentemente reclamado fue el de incorporar al surtido de la CCFacc los productos de las marcas líderes.

El principal problema que se debió superar fue la reticencia de las grandes empresas a aceptar la modalidad operativa de la CCFacc. Es decir, entregar y facturar directamente a las cooperativas y/o mutuales adheridas al sistema, respetando además los precios y condiciones de compra de la Cooperativa Obrera de Bahía Blanca.

Esta traba se logró superar con la desinteresada colaboración de esta última, que actuará en estos casos como un proveedor mayorista de la CCFacc y atenderá los pedidos que formulen las diferentes cooperativas y mutuales adheridas al sistema, las que podrán adquirir los productos de marcas líderes a través del Portal de la CCFacc, sin intermediación de terceros, y al mismo precio de costo neto de la Cooperativa Obrera, más impuestos.

Las mercaderías serán entregadas por la CCFacc en un operador logístico ubicado en el Gran Buenos Aires y cada cooperativa o mutual resolverá a su conveniencia la contratación del transporte hasta sus respectivas sedes, con los costos logísticos a su cargo.

Esta operatoria se pone en marcha en estos momentos, y si bien inicialmente estará reservadas a unas pocas cooperativas que integran la denominada Agrupación Cooperativa Santa Rosa, que reúne a entidades radicadas en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Santiago del Estero, una vez comprobada la eficiencia del software que se utilizará y de los servicios logísticos, es intención de la FACC que este servicio se habilite gradualmente a todas las asociadas y en el menor tiempo posible.

Fuente: Prensa FACC.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: