Estar donde se debe estar

0

Con este singular título la Cooperativa La Comunitaria remitió un parte de prensa referido a su paso por el sur de la Provincia de Buenos Aires en ocasión del primer aniversario del Cebollazo.

La primera expresión de los integrantes de esta organización con sede en las localidades de Rivadavia (Provincia de Buenos Aires) y General Pico (La Pampa) fue la de haber vivido “una experiencia muy transformadora: compartir junto a más de 2000 productores y productoras rurales del Sur Cebollero el primer aniversario de una lucha que es la de las economías regionales, el aniversario de un corte de ruta y cebollazo que hizo visibles las injusticias del sector, y a los invisibles de las políticas agrarias de este país, quienes tomaron la voz a través de la organización en el MTE Rural”.

La Cooperativa “La Comunitaria de Rivadavia” de Provisión de Servicios Culturales y Sociales Ltda. concurrió a Hilario Ascasubi con el objetivo de presentar su obra teatral “Se cayó el sistema, disculpe las molestias”. Así, el jueves 19 de julio 60 vecinos se subieron a un micro y una combi con el equipamiento de sonido y vestuario, “listos para la epopeya”, como expresaron aquel día.

Los trabajadores y las trabajadoras cebolleros iban llegando de diferentes localidades de la zona: Pedro Luro, Buratovich, Ascasubi, Villalonga, San Javier, General Conesa… El club donde se realizaba la jornada se iba poblando, hasta alcanzar la extraordinaria cantidad de 2.000 asistentes ese sábado 21 de julio.

“Dos mil personas que jamás habían visto una obra de teatro en su vida. Rompimos la primera frontera, la que impone este sistema injusto y desigual que encasilla a los de abajo para trabajar de sol a sol pero no para tener derecho a la cultura”, reconocieron desde la Cooperativa cultural. “Son indescriptibles las caras de felicidad de los niños y niñas que se sacaban fotos con el peludo y el zorro de la obra. Y nuestra emoción ante el abrazo de cada compañero que agradecía nuestra visita”.

Organización popular y alegría van de la mano
Los productores del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) Rural del Sur Cebollero no solo dijeron “acá estamos”: “Con esto le demostraron a los poderosos de siempre, que ellos no solo tienen capacidad para trabajar sino también tienen organización, y pueden hacer un evento cultural de gran magnitud, de manera autogestiva, con lazos solidarios y fuertes, porque no están solos, porque somos muchos tejiendo estas redes que construyen dignidad”, expresaron con satisfacción desde “La Comunitaria”

Además de la obra de teatro hubo expresiones que contaron con artistas de la región, con música y bailes típicos, por cuanto entre los productores hay muchos artistas, que no salen en los grandes medios, pero que encantan con su música y sus bailes. “Rompimos la segunda frontera: no solo tenemos derecho a acceder a la cultura sino que el pueblo hace cultura”, fue la inmediata referencia.

Se carnearon tres vaquillonas, hubo una mesa de dulces memorable, y también souvenirs para todos. “Con amor nos dieron todas las comidas, con amor nos brindaron sus mantas para no tener frío. Con respeto y amor discutieron los pasos a seguir de su sector y las formas de hacerse escuchar. Eso es lo más poderoso: la unidad y la organización con afecto. Dos mil almas corearon con el feliz cumpleaños un año de lucha y organización”.

Desde la Cooperativa “La Comunitaria” se coordinó en la mañana del sábado un taller con 150 jóvenes. Se abordó la problemática de la discriminación que sufren por ser hijos de migrantes bolivianos, la desigualdad en el acceso a la educación, la explotación laboral, quiénes pueden seguir estudiando y quiénes no, los niños que muchas veces tienen que ayudar en sus casas debido a las terribles condiciones en las que la familia tiene que vender su producción.

“Y también hablamos de los sueños, y le pusieron el cuerpo, y nos vimos juntos, avanzando en una organización juvenil que pueda dar respuesta a todas estas necesidades”, confiaron a este medio.

El parte de prensa finaliza reconociendo que “este Cebollazo Cultural va a quedar en la memoria, para nosotros que hacemos cultura comunitaria nos demuestra que no hemos equivocado el rumbo y que estuvimos donde teníamos que estar, junto a los que luchan por una vida digna, sin excluidos, con tierra, techo y trabajo para todos”.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: