Destacan el sistema cooperativo de vivienda en Uruguay

0

Se cumplen 50 años de la sanción de la Ley 13.728 que ha estimulado fuertemente la construcción de viviendas para los sectores mayoritarios del país vecino.

“Hoy nos definimos como un movimiento que crea vivienda y hábitat. Estamos comprometidos con el crecimiento de la ciudad en materia de vivienda con sustentabilidad“, definió Alicia Maneiro, quien concurrió a la V Cumbre de las Américas en representación de las tres organizaciones uruguayas: Federación de Cooperativas de Vivienda por Ahorro y Préstamo (Fecovi), Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) y el Centro Cooperativista Uruguayo (CCU).

La ley se constituyó con dos herramientas: la ayuda mutua y el ahorro previo. “En ambas modalidades somos usuarios y ese derecho nos da el uso y el goce de la vivienda. Esto da nacimiento a las dos federaciones que tienen que ver con esos dos principios: Fucvam que promueve a las cooperativas de vivienda y ayuda mutua, y Fecovi que contiene a la otra tipología“. La entusiasta cooperativista uruguaya destacó que ambas federaciones trabajan de manera articulada entre sí y con la CCU.

“El cooperativismo de vivienda en Uruguay es muy importante. Nos caracteriza la organización cooperativa, tanto en la ayuda mutua como con el ahorro previo. En ambos modelos la autogestión es fundamental“, destacó ante un público que la seguía atentamente.

La cooperativista abordó también el delicado tema del financiamiento, sumamente necesario tanto al inicio como durante la “permanencia” (periodo de tiempo en que se habita la vivienda), que es cuando el propietario debe devolver el crédito recibido desde el Estado: “Se generaron dos tipos de subsidios, que le brindan tranquilidad a la familia en el proceso de devolución del crédito. La familia permanecerá en el colectivo y no perderá la vivienda, porque la última responsable es el Estado“, que es la otorgante del crédito, por otra parte.

Respecto de la universalidad del acceso a los programa estatales de vivienda cooperativa, “la ley establece un límite para el ingreso según el salario, que es de 60 unidades ajustables, actualmente unos 60,000 pesos uruguayos (alrededor de 1.800 dólares), por encima de lo cual no se puede incorporar a la persona a la vivienda cooperativa. En cambio, no establece un piso de ingresos para su incorporación en el cooperativismo de vivienda“, con lo cual garantiza el acceso a las familias de menores recursos, tal como indica la función de un estado moderno.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: