Comercializan lana de descarte

0

El servicio de esquila, que significaba un costo en la cadena de producción ovina, es ahora rentable para un conjunto de pequeños productores del sur de Córdoba.

El 95% del rodeo ovino en la mediterránea provincia de Córdoba tiene destino de carne, por eso a la lana se la concibe como un subproducto, lo mismo que al cuero.

Alexis Misaña, presidente de la Cooperativa Agropecuaria Alborada Ltda., con sede en Marcos Juárez (Córdoba), reconoció que el proceso para comercializar la lana fue de tres años para este grupo de productores asociados.

“Lo plantearon como una necesidad y se abordó en principio como un servicio, pero luego fueron observando que en realidad, ese subproducto (la lana), que se quemaba, malvendía o volaba de los campos, se podía vender a un precio interesante, ayudando a la economía del productor”.

Así, comenzaron a explorar el mercado de la lana, generando vínculos, asesorándose respecto de las posibles ventas, cuyo destino fue la exportación de lana a Uruguay.

“Primero nos faltaban papeles para hacer la exportación, después no teníamos volumen. Hicimos una intercooperación con otra cooperativa ovina de Rio Cuarto, y así pudimos hacer el envío”, reseñó Misaña, refiriéndose a la Cooperativa Agropecuaria de Productores y Artesanos del Cuarto Río Ltda.. En los alrededores de Marcos Juárez esquilaban 300 ovejas, hoy están en los cuatro mil animales.

“Fue un desafío enorme para nosotros, pero contentos porque se logró y la lana terminó viajando a Uruguay”, agregó. Para el próximo envío, previsto para el próximo mes de febrero, esperan sumar más kilos y productores. El comprador en el vecino país es la cooperativa “Central Lanera Uruguaya”, con la que tomaron contacto en una cumbre del cooperativismo.

Misaña puso en valor la predisposición de los productores, porque al ser una institución chica y de escasos recursos, no tenían la posibilidad de salir a comprar y pagar la lana, porque hasta desconocían el número final de la venta. “Generamos la confianza necesaria para que los productores entreguen su producto, nos den la libertad de comercializarlo en las mejores condiciones y generarla liquidación a cada uno de ellos”, apuntó el dirigente cooperativista.

Perspectivas
En Córdoba, el 60% del mercado se encuentra en el sector informal, porque no está visto como una actividad con ingreso económico sustentable. “Lo tienen para que se coman el pasto y carnear uno a fin de año”. Misaña entiende que esta realidad debe cambiar, pero para ello hay que brindar las condiciones, generar los canales de comercialización y desarrollar el mercado, entre otros aspectos fundamentales.

Para el productor el mayor inconveniente para que el sector crezca es la cadena de comercialización. La sociedad argentina come apenas 1,5 kilogramos per cápita, generalmente a la parrilla, entero o en piezas. Este tipo de consumo, amerita una producción estacional.

En cambio, para tener cordero todo el año, hay que ir a animales más pesados, y ofrecer cortes trozados. “Irá ganando terreno a medida que baje un poco el consumo de carne de vaca, allí entrará el cordero ocupando esa porción del mercado, pero hay un gran trabajo por delante”, se entusiasmó Misaña.

La exportación
Uruguay pagó 1 dólar por kilo. “Sabemos que el potencial es mucho más y que hay cosas por mejorar, como agregarle valor al proceso (acondicionamiento) para que ese precio suba. Si jugamos al rendimiento, también se podría lograr mucho mas, incluso el doble de lo recibido en este primer envío”, indicó Misaña.

Hay que señalar que la lana que sale de Córdoba no es de buena calidad, justamente porque el objetivo es la carne. De todas maneras, no es un producto para tirar. Una oveja da unos 120/130 pesos de lana, cuando la esquila cuesta 60 pesos. “Te queda 70 pesos por animal, de algo que vos antes pagabas 60 pesos y lo tirabas”, dijo Misaña.

Fuente: Por Gaspar Gutiérrez para On24.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: