Cambió de manos un reconocido supermercado en Mar del Plata

0

A partir de una alianza comercial, la Cooperativa Obrera Ltda. de Consumo y Vivienda se hizo cargo del local, dando continuidad laboral a los 20 trabajadores empleados por la antigua firma.

Ubicado en Alberti 1842, a dos cuadras del Paseo Aldrey, en pleno centro marplatense, desde el 27 de marzo los vecinos de esa localidad podrán hacer sus compras en su carácter de asociados a la entidad cooperativa.

Según informa el diario local La Capital, el cambio obedeció a dificultades contractuales entre la familia propietaria de Coral -antiguo nombre del autoservicio- y el dueño del local en la última renovación contractual.

“Es una alianza en muchos aspectos: todo el personal quedó con trabajo, con la misma antigüedad, con sus mismos ingresos y los beneficios que tienen. Eso para nosotros era fundamental”, aseguró Néstor Martín, de la firma Coral, quien aseguró que el gremio que nuclea a los Empleados de Comercio “colaboró permanentemente porque ellos saben cómo trabaja la Cooperativa Obrera”.

Contó que los empleados que se desempeñaban en Coral pasaron a entidad con sede administrativa en la ciudad de Bahía Blanca, “y creo que ya incorporaron entre ocho y diez trabajadores más”, señaló.

El horario de atención será de lunes a sábado de 8 a 21.30 hs, y el domingo de 8.30 a 13 hs. y 17 a 21 hs.

Otro aspecto de la alianza es el netamente comercial. Coral seguirá a cargo, mediante una concesión, del sector de carnes. “Vamos a seguir explotándolo nosotros. Lo abastecemos, establecemos el nivel de calidad de los productos y ponemos los precios de venta, con el mismo criterio que se venía manejando desde hace años a través de la marca nuestra”, comentó Martín.

No sólo eso: en las otras dos sucursales que la cooperativa tiene en Mar del Plata también el sector cárnico estará a cargo de la familia propietaria de Coral.

Los orígenes del supermercado marplatense se remontan a 1975, cuando el negocio comenzó como verdulería. Luego sumó fiambrería y, más tarde, carnicería. Hasta que, por su dimensión, se convirtió en autoservicio. “El emprendimiento lo arrancó mi hermano y lo seguí yo en 1996”, recordó Martín. “Siempre alquilando el local de Alberti”, aclaró.

Fuente: La Capital.

 

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: